Imprimir

«Podemos aprovechar la crisis para combatir el cambio climático»

on . . Visitas: 741


Klaus Hasselmann, premio Fundación BBVA Fronteras del Conocimiento, apuesta por una nueva economía basad22062010im1a en energías renovables

«Es importante que las actuaciones de los responsables políticos encaminadas a superar la actual crisis económica se dirijan a las tecnologías del futuro, en particular a las relacionadas con las energías renovables. Así, tras la recuperación, estaremos en un nuevo camino hacia el desarrollo basado en emitir menos CO2 a la atmósfera, y no en el viejo modelo con muchas emisiones. Podemos aprovechar la crisis para combatir el cambio climático».

Así se pronunció el galardonado con el premio Fundación BBVA Fronteras del Conocimiento 2009 en la categoría de Cambio Climático, el físico y matemático Klaus Hasselman. Para el también oceanógrafo, la transición a una economía 'limpia' no exige renunciar a los actuales estándares de calidad de vida. «Tenemos la tecnología para combatir el cambio climático y, si invertimos en ella correctamente, podremos hacer frente al problema sin que afecte de forma importante a nuestra calidad de vida. El principal obstáculo es que ni los políticos ni el público se dan cuenta de que el problema es soluble», señaló.

En opinión de Hasselman, «la construcción de una nueva economía más limpia es una necesidad, así que cuanto antes empecemos, mejor. Todos los avances tecnológicos exigen inversiones antes de obtener beneficios; en este caso, la única diferencia es que no emprender los cambios necesarios resultará mucho más peligroso y caro que hacerlo». La tesis del físico alemán es que «la transformación hacia una economía sostenible» es una oportunidad que nos brinda la actual crisis financiera. «Hay que sacar partido de la crisis para canalizar las inversiones y transformar la economía en algo sostenible», arguyó durante una comparecencia de prensa.

Beneficios a largo plazo

Para Hasselman no existe duda de que existen «muchas tecnologías» que pueden dotarnos de energías renovables sin producir gases de efecto invernadero, por lo que apostó por invertir en las energías eólica y solar, esta última «más costosa hoy en día», pero a largo plazo más beneficiosa en su impacto para el medio ambiente. «Es una inversión que vale la pena», afirmó.

Sostuvo el galardonado por la Fundación BBVA que «las transformaciones fundamentales de la humanidad» se han producido porque «se ha apostado por el futuro, no solo por las ganancias» inmediatas. El binomio «coste-beneficio» en la inversión a favor del medio ambiente «vale la pena y es el camino hacia el futuro», sostuvo.

A su juicio, es necesario tener «una nueva forma de ver el mundo, transformar nuestra forma de vivir y pasar de los combustibles fósiles a la energía futura; es un coste que vale la pena asumir». Estimó Hasselmann que los resultados de la cumbre de Copenhague fueron 'desalentadores', toda vez que se registró un «conflicto de competencias, cuando los países lo que necesitan es un pensamiento cooperativo». El pensamiento 'competitivo' provocó que los países europeos fracasaran, argumentó, cuando el nuevo estilo que debe imperar es el de «la interacción y el trabajo en conjunto».

Mantuvo Hasselman que «necesitamos análisis más detallados desde el punto de vista económico» sobre el cambio climático. «La solución ideal es que es necesario pagar un precio por las emisiones de CO2. El que contamina, paga, y al tiempo se conciencia de que es necesario apostar por energías limpias». Hay que establecer, subrayó, «un sistema mundial de máximos de emisión» de CO2. Las energías limpias son más costosas que los combustibles fósiles, admitió, pero son mejores de cara al futuro.

 

Utilizamos cookies para mejorar nuestro sitio web y para ofrecerle contenidos más interesantes. Para obtener más información sobre las cookies y cómo eliminarlas, consulte nuestra Política de Privacidad.

Sí, acepto cookies de esta web