Imprimir

Las rutas enoturísticas quieren ser territorios sostenibles

on . . Visitas: 853


“Pretendemos convertir el espacio territorial, socioeconómico y cultural de las Rutas del Vino de España en Territorios Socialmente Responsables, aplicando el concepto de responsabilidad social a todo un territorio y a sus grupos de interés”. Con estas palabras, José Fernando Sánchez Bódalo, presidente de la Asociación Española de Ciudades del Vino (Acevin), define el proyecto piloto que esta organización ha puesto en marcha y que persigue cambiar la forma de gestionar el destino enoturístico, orientando sus empresas hacia un modelo basado en la calidad, la competitividad y la RSC.

Esta iniciativa, organizada en torno a las 21 Rutas del Vino de España, pretender crear la marca Territorios Enoturísticos Socialmente Responsables (TESR). Con el apoyo del Ministerio de Medio Ambiente y Rural y Marino, afecta a 14 comunidades, 27 provincias y 448 municipios, con una población de 2,87 millones de habitantes y unas dos mil empresas agroalimentarias, turísticas y de servicios complementarios.

Imagen diferenciada
El proyecto, según Acevin, pretende promover la competitividad, el empleo y la calidad de vida de las zonas vitivinícolas mediante una estrategia de desarrollo ligado a la cultura del vino y la sostenibilidad, impulsando un modelo de gestión turística del destino vitivinícola que preserve el medio ambiente, los recursos naturales y el patrimonio cultural y que beneficie a todos los actores involucrados (empresas, administraciones, ONG y ciudadanos), fomentando la innovación y la competitividad.

“La actual crisis hace más necesario replantear la competitividad del medio rural y apostar por un modelo productivo basado en la innovación, en las energías renovables y en las personas”, comenta Sánchez Bódalo.

Para ello, se han previsto varias actuaciones, que incluyen acciones de sensibilización dirigidas a empresas, administraciones y la población local. Estas acciones están orientadas a la responsabilidad social como estrategia para un turismo y un territorio sostenible.

En este apartado se contempla la concesión por parte de Acevin y del Club de Producto Rutas del Vino de España de un premio para las empresas enoturísticas socialmente responsables.

También se consensuará y establecerá un modelo para convertir las zonas en Territorios Enoturísticos Socialmente Responsables (TESR), es decir, diferentes espacios con identidades territoriales diversas, pero con un capital social marcado por la vitivinicultura.

Así, se identificará e implicará en el proyecto a todos los agentes territoriales clave y se definirá un modelo de desarrollo común al que deben orientarse los TESR para integrar la dimensión económica, social y ambiental, así como las pautas para poner en marcha el proceso (con una Carta del Enoturismo Sostenible y Responsable y un Manual Operativo de Gestión de un TESR).

En cada zona también se establecerá un Pacto por un Territorio Socialmente Responsable, con la agenda y planes de sostenibilidad y competitividad para los siguientes años; una web para su promoción y el intercambio de experiencias, y se creará una Marca de Territorio TESR.

Gestión
El proyecto contempla, asimismo, asistencia técnica, formación y adaptación para compañías, trabajadores y gestores para asegurar la gestión con criterios de sostenibilidad, y de que las empresas enoturísticas respondan a criterios de calidad, competitividad y responsabilidad social.

Aquí se crearán guías de sostenibilidad, un manual de implantación para cada tipología de empresa enoturística; consultoría para emprendedores, planes de adaptación, software para el autodiagnóstico y adaptación de las empresas enoturísticas a la calidad y la RSC y el establecimiento de sistemas de medición de la evolución de la oferta y demanda de enoturismo en las zonas. Junto a estas medidas, la creación de un Observatorio Turístico para analizar la situación del turismo del vino, sus tendencias, oportunidades y retos de futuro.

Según Acevin, cuando finalice el proyecto piloto, en diciembre de 2011, estas zonas dispondrán de un modelo común de TESR, alrededor de 300 empresas habrán implantado sistemas de calidad, medio ambiente y RSC, se habrá formado más de 1.500 personas en estas materias, y se habrá apoyado la creación de más de 50 compañías relacionadas con el enoturismo, con cien nuevos empleos para jóvenes y mujeres, principalmente.

Utilizamos cookies para mejorar nuestro sitio web y para ofrecerle contenidos más interesantes. Para obtener más información sobre las cookies y cómo eliminarlas, consulte nuestra Política de Privacidad.

Sí, acepto cookies de esta web