Imprimir

El gran juego de los residuos

on . . Visitas: 904

19-03-2010_ultimanot


Las Iniciativas Oceánicas llevaron a los escolares a pie de playa

Dicho y hecho. Los niños arrancaron ayer el fin de semana de Iniciativas Oceánicas mediante el despliegue de una intensa actividad medioambiental en las tres playas donostiarras. De la mano de la ONG Surfrider Foundation Europe y Cristina Enea Fundazioa, 700 escolares guipuzcoanos de entre siete y catorce años recogieron de la arena residuos arrojados por el mar, analizaron su procedencia y estudiaron el funcionamiento de la cadena trófica, basado en una ley muy simple: lo que le pasa a uno acaba repercutiendo en todos.

Las actuaciones de los escolares se desarrollaron en tres líneas, dos de las cuales tuvieron lugar en la playa y bajo el sol radiante que lució la mañana. En esencia, consistió en que los niños recorrieran las playas -que desde la distancia aparentaban estar engañosamente limpias- y se hicieran con cuantos residuos encontraran a su paso. El resultado fueron bolsas surtidas de los más diversos objetos, entre los que se alzó la estrella indiscutible del vertido: el famoso filtro de plástico, convertidos ya en plaga en lo que a la costa atlántica se refiere. Se trata de unas pequeñas ruedas de plástico, de poco más de un centímetro de diámetro, procedentes según Surfrider, de estaciones depuradoras.

Entregados con entusiasmo a la tarea de limpiar las playas, los niños recibían el hallazgo de cada uno de estos filtros, primero con alborozo y después con cierta decepción, dado el gran número que poblaba la arena. Por eso, tras la colecta llegaba la reflexión, en la que los escolares determinaban la naturaleza y procedencia de cada objeto retirado.

En otros puntos de la playa, grupos reducidos de escolares atendían y a la vez protagonizaban una suerte de pieza teatral en la que, una vez repartidos los papeles de 'Gorka la orca', 'Lola la langosta', 'Rodo el alga' o 'Gregorio el congrio', pasaban a representar el funcionamiento de la cadena trófica. «Si las lapas se intoxican -explicaba una de las monitoras de Cristina Enea Fundazioa-, esto termina por afectar a todas las especies».

Mientras, en la cripta de la Biblioteca Municipal, otro grupo de escolares iniciaba la confección del Museo del Desecho, que se abrirá al público el domingo a mediodía en el Peine del Viento, en un acto que contará con la actuación de Los Titiriteros de Sebastopol. Se trata de la selección, descripción y exhibición de un conjunto de objetos -desde botellas de plástico a calzado- recogidos durante las dos últimas semanas en el litoral donostiarra. El objetivo es el mismo que el del resto de la campaña: la sensibilización medioambiental.

Las Iniciativas Oceánicas proseguirán durante todo el fin de semana, de la mano de Donostia 2016 y medio centenar de asociaciones que se han sumado a la programación, con una apretada batería de actividades que mañana se centrarán en La Zurriola y la Plaza de la Trinidad, y que el domingo tomarán toda la costa de la capital.

Utilizamos cookies para mejorar nuestro sitio web y para ofrecerle contenidos más interesantes. Para obtener más información sobre las cookies y cómo eliminarlas, consulte nuestra Política de Privacidad.

Sí, acepto cookies de esta web