Imprimir

Mayores pero con derechos

on . . Visitas: 735


Miles de mayores que viven en residencias de nuestra región tienen desde hace unos días más garantizados sus derechos a través de la Carta Marco de Servicios de Residencias para Personas Mayores, elaborada por la Junta de Comunidades y que entró en vigor el día 15 de diciembre.

Una carta que, según destaca el director general de Atención a Personas Mayores, Personas con Discapacidad y Personas en Situación de Dependencia, Javier Pérez, supone «un compromiso de calidad para la red de residencias de personas mayores» y que tiene como fin mejorar los derechos de los usuarios y de sus familiares.

Además, este documento busca fomentar la participación activa de los familiares de los usuarios en el funcionamiento diario del centro, con el fin de redundar también en la mejora de la calidad de vida de los miles de mayores que residen en este etapa de sus vidas en alguna de las residencias.

Entre los 'derechos' que esta Carta Marco recoge como compromisos de calidad que deben asumir las residencias destaca el hecho de que cada persona residente deberá tener su plan interdisciplinar de atención personalizado y que se deberá mantener actualizado. Del mismo modo, las residencias deberán garantizar que cuentan con un hábitat accesible y que se garantiza el buen estado de los inmuebles, instalaciones y equipamientos.

En virtud de esta normativa, que ha comenzado a funcionar hace unos días y que tendrá una vigencia de dos años, las residencias para personas mayores de nuestra región deberán elaborar su propia Carta de Servicios, que tendrán que dar a conocer a los ciudadanos de su entorno; así como fomentar la participación de los usuarios y sus familias en el funcionamiento de los centros, a través de los órganos que se estimen oportunos.

Procedimientos

Los centros tendrán que contar con procedimientos para analizar las quejas y sugerencias que se reciban y establecer un sistema de seguimiento de las mismas. Además, deberán evaluar anualmente la satisfacción de las personas usuarias con los servicios y atenciones recibidas. En este sentido, se recoge también en este documento que «las residencias estarán incluidas en planes periódicos de inspección y supervisión de sus instalaciones y servicios» y que «todas las residencias dispondrán de un plan de mejora continua anual». La normativa recoge igualmente el compromiso de que el equipo profesional de las residencias mantendrá comunicación por escrito o tutorías presenciales programadas con las personas usuarias y/o sus familiares, para informar sobre el proceso de atención.

La Carta Marco especifica los serivicios y actividades que deben ofrecer las residencias en el que se incluirán programas de cuidados personales; de asistencia y apoyo a las actividades básicas de la vida diaria; atención médica y enfermera, además de otra como fisioterapia o terapia ocupacional, en colaboración con el Servicio de Salud de Castilla-La Mancha. Se fija, además, un programa de alimentación y nutrición adaptado a las necesidades de las personas usuarias, así como planes específicos para personas con Alzheimer y otras demencias o actividades de envejecimiento activo y animación sociocultural, entre otros. La norma publicada detalla que estos servicios deberán estar detallados en las respectivas cartas de servicios que deben disponer cada una de las residencias de titularidad de la Junta de Comunidades y que en Albacete son la 'Núñez de Balboa' y 'Paseo de la Cuba', ambas en Albacete; 'Las Viñas', en Madrigueras; 'El Castillo', en Almansa; y 'El Jardín', en Higueruela. Además, esta norma se puede ampliar a otros centros residenciales en virtud de acuerdos de colaboración, tal y como se recoge en la Carta Marco.

Javier Pérez destaca que estos compromisos de calidad ya son una «realidad diaria» en las residencias de titularidad de la Junta, pero que su reflejo por escrito en una Carta Marco «garantiza que no haya pasos atrás en la calidad de la atención residencial que se presta en Castilla-La Mancha y que es excelente».

Objetivos y fines

El citado documento también establece los objetivos y fines de las residencias, de las que destaca que son centros «de carácter social o sociosanitario para las personas mayores a quienes ofrecen atención integral y servicios continuados de carácter personal, social y sanitairo». Destaca como objetivos el de promover el envejecimiento activo; prestar cuidados sociosanitarios y de rehabilitación mediante una atención integral y servir de apoyo a los familiares de los residentes, con el doble fin de ayudar a la conciliación de la vida social y laboral de las familias que cuidan a sus mayores en el hogar y, al mismo tiempo, posibilitar el acompañamiento personal y la participación de las familias en la residencia.

Esta Carta Marco que ahora ha entrado en vigor es un desarrollo en el ámbito social de la Carta de Derechos del Ciudadano aprobada hace once años por el gobierno de Castilla-La Mancha.

Plazas e inversión

Desde la Junta destacan que Castilla-La Mancha, si se suman las plazas residenciales disponibles para mayores tanto públicas como privadas, es la segunda comunidad en cuanto a cobertura, con 6,4 plazas por cada 100 personas mayores.

Valoran que se trata de una ratio «superior incluso a la de países de nuestro entorno europeo» y detallan que en Alemania y Reino Unido la ratio es de 4,5. Apuntan que la media regional es «casi similar» a Francia, que cuenta con 6,6 y subrayan que supera el «objetivo estratégico deseable de 6 plazas por cada 100 personas mayores, que propugna el Plan Gerontológico Nacional, o el de la Organización Mundial de la Salud, que aconseja 5 plazas residenciales por cada 100 mayores».

Sobre inversión, señalar que el Consejo de Gobierno aprobó en su última reunión varios acuerdos en materia de atención a personas mayores, por un importe de 68,3 millones de euros.

De esta inversión, 13,8 millones de euros servirán para financiar la gestión de más de 250.000 estancias temporales en centros residenciales para personas mayoers, adscritos a la Asociación de Residencias de Tercera Edad de Castilla-La Mancha (Artecam).

Además, 11 millones se destinarán a financiar proyectos o programas de atención que fomenten un envejecimiento activo y 6,6 millones a la convocatoria de subvenciones del año 2011 y 3,4 para el mantenimiento de las residencias en Albacete de titularidad pública.

Utilizamos cookies para mejorar nuestro sitio web y para ofrecerle contenidos más interesantes. Para obtener más información sobre las cookies y cómo eliminarlas, consulte nuestra Política de Privacidad.

Sí, acepto cookies de esta web