Imprimir

Teclados para conectarse al mundo

on . . Visitas: 789


Teléfonica entrega a Cocemfe dos ordenadores adaptados para discapacitados Las innovaciones van22042010im1

desde sistemas de braille hasta pantallas táctiles, pasando por un sensor que hace mover el ratón con la cabeza

Como miles de españoles, Ramón Cortina prepara unas oposiciones con la ayuda de un ordenador. Sólo que este mierense necesita un ratón y un teclado especiales para disminuir los efectos de su parálisis cerebral y así manejar las nuevas tecnologías con más soltura. Para facilitar la accesibilidad tecnológica, Telefónica, a través del proyecto Retadis, ha proporcionado a Cocemfe dos ordenadores con una serie de periféricos adaptados a las necesidades de los discapacitados físicos y mentales con el objetivo de facilitar la inserción laboral y social de estas personas.

Entre estos artilugios, hay varios tipos de ratones (de palanca de mando, de pulsador o con un sensor que hace desplazar el puntero al mover la cabeza), teclados (de braille o con una plantilla para dirigir los dedos hacia las teclas) y pantallas táctiles y para aumentar el tamaño de las páginas web. «Son cosas tan específicas que la mayoría de las personas con discapacidad las desconoce. Y si una persona no puede utilizar las nuevas tecnologías, se queda totalmente aislada, como una isla», afirma Mónica Oviedo.

Ramón Cortina maneja una palanca de mando como ratón para navegar por internet

La vicepresidenta de Cocemfe-Asturias subraya que el objetivo de esta iniciativa es que cualquier persona con discapacidad pueda acudir a la residencia de Viesques para conocer la utilidad de estos periféricos de forma individual o bien con la guía de un monitor. «Lo ideal sería romperlos con el uso», bromea el director autonómico de Telefónica, Javier Morocho.

«Se nota la diferencia»

La acogida de los primeros usuarios ha sido positiva, toda vez que «se nota la diferencia» respecto a los artilugios clásicos. «Tengo un problema de motricidad, pero la palanca de mando me da una facilidad mucho mayor que un ratón no adaptado», constata Ramón Cortina, licenciado en Psicología, con un máster de la Universidad de Salamanca y ahora opositor para subalterno. Junto a él, Ángel García Agudín aumenta el tamaño de la página para leer la versión digital de EL COMERCIO. «La tecnología avanza que da gusto», concluye.

 

Utilizamos cookies para mejorar nuestro sitio web y para ofrecerle contenidos más interesantes. Para obtener más información sobre las cookies y cómo eliminarlas, consulte nuestra Política de Privacidad.

Sí, acepto cookies de esta web