Imprimir

Mujer, inmigrante y trabajadora del hogar, sinónimo de una triple discriminación, según un informe de Intermón Oxfam

on . . Visitas: 1101

intermonoxfamCentrado en las mujeres andinas que trabajan en España, el informe denuncia las condiciones de un sector especialmente castigado por la política migratoria

A pesar de que nuestro país necesita cubrir las necesidades de trabajo del hogar y de los cuidados, la falta de mecanismos legales de entrada crea bolsas de marginación

“La persona que no se va legalmente no puede exigir sus derechos por temor a que la saquen del país y se expone a la explotación. Sólo tiene derecho a esconderse”. Es el testimonio de Julia, una trabajadora del hogar peruana y una de entre las cientos de mujeres que contribuyeron con su testimonio al informe Mujeres migrantes andinas: contexto, políticas y gestión migratoria que hoy presentó Intermón Oxfam, como parte del programa “Abriendo Mundos”.

El informe desvela que ser mujer, inmigrante y trabajadora del hogar es sinónimo de una triple discriminación a la que se enfrentan la mayor parte de mujeres que deciden venir a España en busca de empleo. “El ser mujeres las condiciona casi exclusivamente al trabajo de hogar y de los cuidados; la falta de previsión de las políticas de inmigración contribuye a que la mayoría estén en situación irregular y ello las condiciona a la hora de exigir derechos y condiciones dignas de trabajo y salario” afirma Mónica Coronas, coordinadora global de “Abriendo Mundos”. “Estas políticas de los países europeos han fomentado la precariedad e invisibilidad de miles de mujeres que han cubierto una necesidad fundamental de miles de familias de España y otros países de destino”, añade.

Mira el vídeo con el testimonio de Graciela:

 

Durante la última década hemos vivido un proceso de “feminización” de la inmigración. En España, los datos indican que la cifra de inmigración boliviana es en un 56% femenina, la colombiana alcanzaba el 55% del total, la ecuatoriana representaba el 51% y la peruana el 52%.

Las mujeres no sólo son la mayoría de las migrantes, sino que son quienes envían mayores y más constantes volúmenes de dinero a sus familiares en los países de origen, lo que implica que el impacto de las remesas de las mujeres en la economía de los países de origen es mayor que el de los hombres. Un reciente estudio evidencia que las mujeres no sólo realizan el 60% de las transferencias, sino además, que destinan aproximadamente el 40% de su salario, mientras que los varones sólo envían cifras cercanas al 14% de su sueldo.

En general el 73,3% del número total de envíos a Bolivia son hechos por mujeres. El impacto de las remesas de las mujeres bolivianas es trascendental para la economía del país, ya que representan alrededor del 5,95% del PIB nacional. En Colombia las mujeres son responsables del 67,8% de los envíos representando el 64,7% del total de las divisas ingresadas al país desde España. Por lo que respecta a Ecuador, a pesar de que el importe medio de los envíos es superior en los hombres (470 euros) que el de las mujeres (412 euros), el número de envíos que ellas realizan supone el 64,2% del total de remesas enviadas por la comunidad ecuatoriana es España. En el caso de Perú, los envíos de mujeres representan el 50,5% del total.

El informe ha sido financiado por la Unión Europea y Oxfam Gran Bretaña, en el marco del proyecto regional “Abriendo Mundos. Mujeres migrantes, mujeres con derechos” y recoge los principales resultados de los informes realizados en Bolivia, Perú, Colombia y Ecuador por distintas organizaciones de mujeres. En España ha contado con el apoyo de Intermón Oxfam, que ha realizado estudios en Madrid, Barcelona y Valencia como lugares de acogida.

Si quieres, puedes descargarte el informe

 

Informe de Intermón Oxfam, en España

Utilizamos cookies para mejorar nuestro sitio web y para ofrecerle contenidos más interesantes. Para obtener más información sobre las cookies y cómo eliminarlas, consulte nuestra Política de Privacidad.

Sí, acepto cookies de esta web