Imprimir

Los demócratas sitúan la inmigración en la agenda del Congreso de EEUU

on . . Visitas: 631

16-09-2010_ima1

 


Dos pesos pesados demócratas del Senado, Bob Menéndez y Harry Reid, el líder del partido en la institución, se han comprometido en las últimas horas a impulsar dos proyectos de ley que permitirían la legalización de millones de inmigrantes indocumentados. No obstante, habida cuenta del clima anti-inmigrante que se respira en el país, y de la proximidad de las elecciones, parece improbable que prospere ninguno de los dos.

En una conferencia de prensa celebrada el martes, Harry Reid anunció que incluiría la llamada DREAM Act, una propuesta de ley que concedería la residencia a los adolescentes indocumentados con excelentes resultados académicos o que hayan servido en el ejército, entre las provisiones de la ley de financiación del Departamento de Defensa.

Con este movimiento, Reid pretende forzar a los republicanos a votar a favor de la DREAM Act si no quieren negar al Pentágono los fondos que necesita. Sin embargo, los conservadores no se mostraron dispuestos a dejar que el líder de la mayoría demócrata, al que acusaron de electoralismo, se salga con la suya. Reid se encuentra inmerso en una dura campaña para su reelección en Nevada, y se considera que la movilización del voto hispano es absolutamente clave para su triunfo.

“Cuando el líder demócrata dice que van a incluir como enmienda el DREAM Act en la ley de la defensa, es algo ofensivo para mí. Sus acciones son pura politiquería”, denunció el senador Lindsay Graham. “El Dream Act concedería la amnistía a millones de inmigrantes que han entrado ilegalmente en los EE. UU.”, añadió David Vitter, representante de Louisiana, que cree que una medida de este tipo incentivaría la llegada de más indocumentados.

Menéndez y la reforma inmigratoria

Si la propuesta de ley tiene pocas opciones de ser aprobada, menos aún la de Bob Menéndez, que el miércoles participó con más de 350 activistas pro-inmigración en un acto celebrado en una iglesia de Washington. Menéndez, secundado por los congresistas hispanos Luís Gutiérrez, y Nydia Velázquez, prometió que presentará próximamente en el Senado una propuesta de reforma inmigratoria que incluirá provisiones de protección de la frontera, un programa para los trabajadores extranjeros temporales, y abrirá una puerta a la legalización de los más de 11 millones de indocumentados que viven en el país.

Los líderes demócratas se mostraron conscientes de la dificultad de la empresa, pero argumentaron que para galvanizar el apoyo necesario para aprobar la reforma es necesario que tome cuerpo una propuesta concreta, y que ésta sea presentada en el Congreso.

“Un camino de 1.000 millas empieza con un sólo paso. No habrá ninguna opción si no hay legislación... el vehículo para suscitar apoyo, y avanzar”, declaró el senador de Nueva Jersey. Menéndez, Gutiérrez y Velázquez también se comprometieron a hacer todo lo posible por aprobar la DREAM Act, y anunciaron que el jueves se reunirán con el presidente Obama para instarlo a que respalde la iniciativa.

“Estamos aquí hoy para renovar nuestra llamada a una reforma inmigratoria justa y humana, y continuaremos a renovando nuestro movimiento de la manera más norteamericana: el compromiso cívico”, dijo Deepak Bhargava, director de la ONG Center for Community Change, muy comprometida con la reforma inmigratoria. “Haremos que nuestras voces se oigan por todo el país. En el Congreso, en iglesias como ésta, en las ondas, en el ciberespacio”.

 

 

Utilizamos cookies para mejorar nuestro sitio web y para ofrecerle contenidos más interesantes. Para obtener más información sobre las cookies y cómo eliminarlas, consulte nuestra Política de Privacidad.

Sí, acepto cookies de esta web