Imprimir

El sol ilumina los campos

on . . Visitas: 765

30-12-2011e4El sol nunca fue tan brillante como ahora en la campiña de Bangladesh, donde sistemas energéticos de bajo consumo, que utilizan esta fuente, transformaron las vidas de decenas de millones de personas que no podían acceder a la red eléctrica nacional.

Nizamuddin Sheikh, de 52 años, tiene un pequeño restaurante en el mercado Foilerhat del distrito de Bagerhat, y cree que los 24 dólares que pagó por un equipo solar de 20 vatios es la mejor inversión que hizo en su vida.

El equipo incluye paneles, batería, regulador, una serie de bombillas fluorescentes compactas y luces LED (diodo emisor de luz, por sus siglas en inglés).

"Antes de comprarle el equipo a GS (Grameen Shakthi, entidad hermana del Grameen Bank), mi restaurante estaba abierto solo durante el día, pero ahora he extendido la actividad hasta entrada la noche. Mis ingresos se han duplicado", dijo Sheikh a IPS.

Ahora tiene 36 meses para pagar el resto del costo del sistema solar de uso doméstico a cinco dólares mensuales, lo que, según él, no es una carga.

"Una vez que demostremos los beneficios del sistema solar doméstico, la gente responderá con un interés tremendo", dijo Habibur Rahman, gerente regional de GS en Bagerhat.

"Y entonces ofreceremos facilidades de pago con cuotas mensuales baratas", agregó.

Se ofrecen varios paquetes, adaptados a diferentes grupos de ingresos de habitantes de las áreas rurales. Los muy pobres pueden tener uno de estos sistemas por apenas 10 por ciento del costo total, pagando el resto en 36 cuotas, como Sheikh.

Habitualmente, la población más pobre opta por un equipo solar que cuesta 124 dólares y tiene capacidad para generar unos 10 vatios.

Las personas más adineradas compran sistemas más sofisticados, pagando 35 por ciento del costo total del sistema por adelantado y el resto en un periodo de 12 meses. Los costos varían según la capacidad energética. El modelo más caro cuesta 925 dólares y produce 135 vatios de electricidad ininterrumpida a lo largo de cuatro horas.

"Hay demanda de unidades de sistemas solares domésticos debido a sus muchas ventajas, pero especialmente a que son mucho más baratos que los combustibles convencionales, como el queroseno y el usado en los motores diésel, y no tiene gastos de mantenimiento", explicó a IPS el director gerente en funciones de GS, Abser Kamal.

"En las aldeas, la energía solar permite ampliar el horario de trabajo de estudiantes, comerciantes y trabajadoras en el hogar. Ahora pueden hacer cosas como cargar teléfonos celulares de modo práctico, lo que ya cambia sus vidas", explicó Kamal.

"Sin energía solar, muchos aldeanos probablemente tendrían que esperar años para obtener electricidad de la red nacional. La energía solar está transformando sus vidas, lo que permite un rápido desarrollo social y económico", agregó.

Apenas 41 por ciento de los 142 millones de habitantes de Bangladesh acceden a la electricidad que distribuye la lenta red nacional.

GS, entidad pionera en la promoción de la "energía verde", empezó en 1996 como agente única de este sector, y actualmente es la mayor distribuidora de sistemas solares domésticos, al haber entregado unas 700.000 unidades de las 1,1 millones existentes en el país, que contribuyen con la generación diaria de unos 60 megavatios de electricidad.

Tan exitoso fue el programa inicial de promoción de los sistemas solares domésticos que el sector privado vendió 50.000 equipos en aproximadamente cinco años, dos años antes del objetivo de 2008.

En 2008, el gobierno fijó una meta de cinco por ciento de energía de fuentes renovables y 10 por ciento para 2020.

La actual generación de energía a partir de 81 plantas, equivale a 6.700 megavatios, 95 por ciento de los cuales proceden de la quema de combustibles fósiles como carbón, combustóleo, gas y diésel. La energía hidroeléctrica representa otro 3,3 por ciento.

"Queremos promover el sistema solar en cada rincón del país, por lo que estamos dando enormes incentivos al sector privado", a fin de abaratar esta opción, dijo a IPS el ministro de Energía, Mohammad Enamul Huq.

Los incentivos del gobierno para empresas que instalen plantas solares incluyen una suspensión impositiva por 15 años y la exoneración del pago del tributo a las importaciones que correspondería a los equipos.

Los inversores extranjeros obtienen exoneraciones en materia de regalías, conocimientos técnicos y facilidades para su repatriación de ganancias.

Además, los extranjeros que trabajan en proyectos de energía solar no necesitan pagar impuesto a la renta durante los primeros tres años de su estadía en este país.

El gobierno ordenó el año pasado que todos los nuevos edificios comerciales y de viviendas instalaran sistemas solares en sus azoteas.

"Cada día ayudamos a cambiar las vidas de 7.000 habitantes de zonas rurales a través de la tecnología solar", dijo Islam Sharif, presidente de la firma estatal Infrastructure Development Company Limited, que financia 90 por ciento de los sistemas solares domésticos que hay en Bangladesh, en asociación con GS, otras empresas y organizaciones no gubernamentales.

"A través de nuestros 29 socios, ayudamos a sumar cada año 24 megavatios de energía solar en Bangladesh", dijo Sharif a IPS.

M. A. Gofran, experto en energías renovables, declaró a IPS: "De aquí a 10 años queremos celebrar los 50 años de independencia de la nación viendo que todas nuestras aldeas usen energía renovable" (ips)

Utilizamos cookies para mejorar nuestro sitio web y para ofrecerle contenidos más interesantes. Para obtener más información sobre las cookies y cómo eliminarlas, consulte nuestra Política de Privacidad.

Sí, acepto cookies de esta web