Imprimir

Rus reparte a dedo 132.950 euros a parroquias y asociaciones religiosas

on . . Visitas: 595


En algo más de tres meses, del 2 de marzo pasado al 25 de junio, el presidente de la Diputación provincial de Valencia, Alfonso Rus, del PP, concedió subvenciones por valor de 132.950 euros (más de 22 millones de las antiguas pesetas) a parroquias, iglesias y asociaciones religiosas.

Rus tomó este dinero de un capítulo del presupuesto de la Corporación denominado "actuaciones de presidencia para fines de competencia provincial". Se trata, en la práctica, de una billetera institucional, una cantidad que el presidente provincial, por el puesto que ocupa, maneja a su antojo, aprobando ayudas a quien o quienes se lo piden, ya sea una peña futbolística de Alboraia o el Real Monasterio de la Santísima Trinidad de Valencia.

En enero de este año, Rus disponía en su partida presupuestaria de 3.113.000 euros, más de 510 millones de pesetas. Seis meses después, a 31 de junio, el grosor de la billetera había aumentado hasta los 4.427.000 euros. De atender lo ocurrido en ejercicios anteriores, esta cantidad todavía podría crecer: en 2008 se pasó de los 2.046.000 euros iniciales a los 3.777.748 de finales de diciembre; lo mismo en 2009, cuando de los 3.446.000 euros del 1 de enero se alcanzaron 5.669.000 en nochevieja.

Así, el presidente provincial reparte a su gusto. El domingo pasado, el ex consejero de Administraciones Públicas y ex jefe de Gabinete de la Diputación Vicent Soler, reflexionaba en estas páginas acerca de la naturaleza "medieval" de las Corporaciones provinciales, lo que explica, según su opinión, que ahora funcionen "como una gran red de clientelismo político". Yo te doy esto, te caigo bien, me apoyas.

Este periódico publicaba ese mismo día que Rus, con su billetera, había concedido entre marzo y julio 549.500 euros en ayudas a 51 pueblos de la provincia, 47 gobernados por el PP. De la misma manera, aunque en algo menos de tiempo, el presidente provincial ha subvencionado el tejido religioso de las comarcas valencianas con 132.950 euros. Son tres parroquias, un monasterio, una colegiata, un convento, una asociación de padres de alumnos católica y 17 cofradías, hermandades y comparsas relacionadas con fiestas patronales y de Semana Santa. Destacan por ejemplo, los 12.000 euros que Rus concedió para ejecutar la "segunda fase de las obras de restauración de la casa natalicia San Jacinto Castañeda", perteneciente a la Colegiata Santa María de Xàtiva. El alcalde Xàtiva es Alfonso Rus. Sobresalen también los 8.000 euros de subvención otorgados al Real Monasterio de la Santísima Trinidad para las "obras de reparación y reforma de las instalaciones"; o los 5.000 donados a la congregación de religiosas Siervas de Jesús para "gastos de mantenimiento del convento"; o los 25.000 adjudicados a la sociedad de festeros Santísimo Cristo de la Agonía de Ontinyent para "obras en el Museu Fester".

En total, los 132.950 euros suponen más del 4% de la cantidad inicial de la partida presupuestaria presidencial. Todas las ayudas destinadas al ámbito religioso se apuntan en dos epígrafes en los documentos que integran el presupuesto: ayudas "a familias e instituciones sin fines de lucro" y "otras transferencias". En el caso de las subvenciones a los municipios de la provincia, en las que Rus gastó 549.500 euros de marzo a julio, casi la totalidad dependen de dos epígrafes con la misma denominación: "a Ayuntamientos". En este caso, el medio millón largo de euros supone más del 13% del presupuesto inicial de la partida presidencial.

Se trata, siempre, de subvenciones arbitrarias, concedidas a dedo, sin convocatoria pública y que por algún motivo, según expresan las bases de ejecución de los presupuestos, no admiten la posibilidad de promover la concurrencia de posibles interesados.

Utilizamos cookies para mejorar nuestro sitio web y para ofrecerle contenidos más interesantes. Para obtener más información sobre las cookies y cómo eliminarlas, consulte nuestra Política de Privacidad.

Sí, acepto cookies de esta web