Imprimir

Kutxa dona 300.000 euros a la Residencia San Andrés

on . . Visitas: 540

10-07-2010_ima2


Kutxa anunció la concesión de una ayuda de 300.000 euros para afrontar el déficit estructural al que se enfrenta la residencia San Andrés de Eibar, que cuenta con un importante déficit estructural, con lo que esta donación alivia la situación del centro. Un total de 16 residencias municipales de Gipuzkoa, junto a sus Ayuntamientos y la Diputación, están abordando las formas para paliar estos déficits.

Eguzkine Larrañaga, directora de la oficina de Kutxa en Eibar, comentó que «es un verdadero honor y un orgullo poder ayudar a que las personas de San Andrés gocen de una mayor calidad de vida». La misión y el objetivo de Kutxa, afirmó Larrañaga, significa trasladar los beneficios obtenidos a obras sociales como puede ser la de la residencial. «Nuestros clientes agradecen que las ayudas vayan a esos sectores de apoyo para el bienestar de las personas mayores», comentó.

Donaciones de colectivos

Por su parte, Javier Osa, director de la residencia expuso que «no esperábamos una donación de tal envergadura, por lo que se demuestra que Kutxa ha tenido una sensibilidad especial con este sector en especial». También incidió en que este tipo de ayudas permiten tomar un poco de oxígeno y garantizar el poder seguir trabajando en colaboración para aportar ingresos a la residencia San Andrés. Además de La Fundación Obra Social Kutxa, colaboran entidades como La Diputación Foral de Guipúzcoa, Ayuntamiento de Eibar, la gerencia del propio centro y una importante parte social que ayuda ofreciendo donativos cada año.

De hecho, la labor del voluntariado está siendo clave para la evolución de San Andrés, como por ejemplo las acciones realizadas por amplitud de grupos sociales, así como la Peña Txinbera de Eibar, con el cocido de un txala en vísperas de las fiestas de San Andrés, que supuso también recaudar una importante suma de dinero para donarlo a la residencia.

Osa resaltó la actividad que desarrollan los grupos culturales y sociales de Eibar, en favor de la residencia. Así, comentó que «los donativos de grupos, de sociedades o particulares, o la Lotería de Navidad vienen de la tradición y sabemos que hay gente particular que hace donaciones que le suponen un gran esfuerzo».

Obras realizadas

El edificio ha sido objeto de una notable remodelación que supuso una inversión de 4 millones de euros, para adaptar el edifico a la nueva normativa.

Una vez terminadas las obras, los residentes disfrutarán de zonas comunes y habitaciones más amplias, y lo más importante, según señala Javier Osa, director de la residencia, ha sido la implantación de baños en cada habitación, adaptados totalmente a las necesidades de personas dependientes, es decir, del 90% de los residentes.

El proceso de remodelación ha sido duro, según comenta la directiva de la residencia, ya que la obra a sido realizada con 120 personas viviendo dentro. Si este no hubiera sido el caso, comenta Osa, la duración de la obra se habría reducido a la mitad. Esto también ha supuesto la reducción del número de plazas y menores ingresos, para hacer frente a los importantes gastos.

 

Utilizamos cookies para mejorar nuestro sitio web y para ofrecerle contenidos más interesantes. Para obtener más información sobre las cookies y cómo eliminarlas, consulte nuestra Política de Privacidad.

Sí, acepto cookies de esta web