Imprimir

Obama reparte entre diez ONG los 1,4 millones de dólares del premio Nobel de la Paz

on . . Visitas: 457


Es la opción más políticamente correcta y deseable para13032010im4

un líder que ya es rico gracias a sus libros y no corre el riesgo de sufrir estrecheces económicas en el futuro

Embolsarse de la noche a la mañana más de un millón de dólares, como ganar la lotería, a veces puede ser un problema. Los amigos se multiplican; todos quieren saber cómo lo gastará el afortunado.

Más complicado es todavía si uno es presidente de EE.UU. Barack Obama recibió en diciembre el premio Nobel de la

Paz, un honor prematuro según sus adversarios, y según él mismo. El problema era qué hacer con los 1,4 millones de dólares o 1,017.000 euros del galardón.


Podría guardárselos y utilizarlos para crear una fundación cuando deje la Casa Blanca. Podría meterlos en el banco y quedárselos como hizo Woodrow Wilson, otro presidente que recibió el Nobel de la Paz. O, en la arraigada tradición filantrópica de EE.UU., podía donarlo a organizaciones caritativas, la opción más políticamente correcta y deseable para un líder que ya es rico gracias a sus libros y no corre el riesgo de sufrir estrecheces económicas en el futuro. El premiado Jimmy Carter entregó el dinero al Carter Center y a un instituto que lleva el nombre de su mujer y se dedica al cuidado de enfermos. El ex vicepresidente Al Gore dio el dinero a la Alianza por la Protección del Clima.

Tres meses después de recoger el Nobel en Oslo, Obama ha anunciado a quién entregará la dotación. La lista de ONG es un ejercicio de equilibrios que difícilmente dejará a nadie insatisfecho, un mensaje que intenta reflejar el talante de presidente.

La que más dinero recibe es una organización que proporciona vivienda a familiares de militares y veteranos ingresados en hospitales: para Obama, las fuerzas armadas, y en especial los combatientes que se han jugado la vida por EE.UU., son prioritarios.

El segundo beneficiario es el fondo Clinton-Bush para Haití, creado tras el terremoto de enero, que desató una ola de solidaridad en EE.UU. y todo el mundo.

El resto de las ONG trabaja sobre todo en la educación. La elección es meditada: una fomenta el acceso de negros a las universidad, otra de hispanos, otra de "jóvenes de los Apalaches" –región deprimida con población blanca– y otra de indios americanos.

"Estamos superentusiasmados", celebraba ayer Kirstan Kirsh, del Hispanic Scholarship Fund (HSF), la principal organización que ofrece becas a hispanos. Los 125.000 dólares que Obama ha entregado al HSF –fundado hace 34 años y que ha becado a 90.000 estudiantes– deben servir exclusivamente para becas

 

Utilizamos cookies para mejorar nuestro sitio web y para ofrecerle contenidos más interesantes. Para obtener más información sobre las cookies y cómo eliminarlas, consulte nuestra Política de Privacidad.

Sí, acepto cookies de esta web