Imprimir

Una monja escocesa heredó de su madre un prostíbulo en Austria

on . . Visitas: 550


Una monja escocesa de 55 años heredó de su madre, a la que jamás conoció, una participación en un floreciente prostíbulo en la región austríaca de Estiria. Cuando Linda K. murió en Estiria sin descendientes conocidos, un grupo de expertos localizaron al familiar más próximo que resultó ser su hija, dejada en un orfanato escocés tras quedar embarazada en una gira del circo en que trabajaba. La religiosa vendió su parte del negocio y donó lo obtenido a una ONG.

Utilizamos cookies para mejorar nuestro sitio web y para ofrecerle contenidos más interesantes. Para obtener más información sobre las cookies y cómo eliminarlas, consulte nuestra Política de Privacidad.

Sí, acepto cookies de esta web