Imprimir

España no controla ni sanciona suficientemente las corruptelas y el despilfarro

Escrito por diagramgen on . . Visitas: 492

07-06-2012je2Transparencia Internacional (TI) ha advertido de que España no sanciona ni controla "suficientemente" la ineficiencia, el despilfarro y las corruptelas en el sector público. Además, recomienda la aprobación de un plan nacional de lucha contra la corrupción y de un código ético del diputado que actualice la normativa de incompatibilidades y conflictos de interés.

La ONG ha publicado este miércoles un informe, recogido por Europa Press, que analiza la situación actual de España y propone una serie de recomendaciones. A lo largo del estudio, aborda el problema de la corrupción y la importancia de sacar adelante una Ley de Acceso a la Información frente a la "cultura de opacidad".

La organización, con sede en Berlín, propone al Gobierno que promueva un plan estratégico contra la corrupción que involucre a partidos políticos, ONGs, sindicatos, asociaciones empresariales y medios de comunicación.

Considera necesario reformar la Ley de Enjuiciamiento Criminal (LECrim) y plantea que la investigación de los delitos de corrupción por parte de los fiscales podría hacer "más viable" el sistema, según refleja en el informe que lleva por título 'Dinero, política, poder: Riesgos de corrupción en Europa'.

CLIENTELISMO EN LA ADMINISTRACIÓN LOCAL

En otro de los capítulos, alaba la independencia e imparcialidad de la Administración central, aunque critica el "clientelismo y el patronazgo" de las entidades locales.

"La ineficiencia, ineficacia, despilfarro y corruptelas no están suficientemente controladas, ni sancionadas. Es muy destacable la ausencia de preocupación por la educación de la ciudadanía frente al problema de la corrupción", argumenta.

Extiende los "graves déficits" en la rendición de cuentas del sector público a Grecia, Portugal o Italia. "Los vínculos entre la corrupción y la actual crisis financiera y fiscal en estos países ya no se pueden ignorar. En ellos la corrupción consiste a menudo en prácticas legales pero no éticas que son el resultado de unas normas opacas en lo relativo a los grupos de presión, del tráfico de influencias y del camino de ida y vuelta entre el sector público y el privado", precisa.

LOS POLÍTICOS OLVIDAN SUS PROMESAS

Transparencia Internacional también hace referencia a la situación de las fuerzas políticas para sostener que "ninguno de los dos grandes partidos" tiene "interés en mejorar profundamente el estado de las cosas" pues cuando llegan al poder "olvidan sus promesas" y la oposición tiene "poca legitimidad" para reclamar lo que no hizo en el Gobierno.

Entre los puntos fuertes, cita la capacidad del poder legislativo de controlar al ejecutivo "cuando no existe mayoría absoluta" y precisa que "el mecanismo de control interno, a través de la disciplina de los grupos parlamentarios, dificulta la corrupción".

Respecto al poder judicial, contrasta la independencia de los jueces y magistrados con el Consejo General del Poder Judicial (CGPJ), un órgano que considera "fuertemente politizado". Llama la atención sobre la influencia política que pesa en los nombramientos de los miembros de tribunales superiores, la falta de recursos o la sobrecarga de trabajo.

"Los jueces actúan normalmente con ética, responsabilidad y rigor, pero la esporádica irresponsabilidad, corrupción e ineficiencia no son suficientemente sancionadas", advierte.

Así, insta a dar luz verde a una Ley de Responsabilidad Judicial que incorpore la comparecencia del presidente del CGPJ ante las Cámaras anualmente y una regulación más eficaz de las responsabilidades por errores y dilaciones indebidas.

CONTROL FINANCIERO DE LOS PARTIDOS POLÍTICOS

La organización, que incluye 25 Estados europeos --entre ellos 23 miembros de la Unión Europea--, hace hincapié en la conveniencia de mejorar el control financiero de los partidos políticos respecto a los ingresos que perciben de las fuentes privadas, así como de aprobar una ley de Rendimientos del Gobierno.

A su juicio, sería deseable que se mejoraran las normas de conflictos de interés de órganos como las Juntas Electorales, el Tribunal Constitucional (TC), el Defensor del Pueblo o el Tribunal de Cuentas. Estos órganos, añade, deberían hacer pública una auditoría de cuentas y de gestión anual.

Por último, la organización internacional estudia el funcionamiento de órganos como el Defensor del Pueblo o el Tribunal Constitucional, recomendando mejorar su normativa interna. Subraya el afán de los dos grandes partidos por controlar el supremo órgano fiscalizador del Estado.

Europapress

Utilizamos cookies para mejorar nuestro sitio web y para ofrecerle contenidos más interesantes. Para obtener más información sobre las cookies y cómo eliminarlas, consulte nuestra Política de Privacidad.

Sí, acepto cookies de esta web