Imprimir

Netanyahu quiere limitar los ingresos de las ONG de su país que no lo apoyen

on . . Visitas: 404

elmundo

09-11-2011El primer ministro de Israel, Benjami Netanyahu, ha respaldado este lunes dos proposiciones de ley destinadas a limitar la capacidad de las ONG del país a buscar y recoger donaciones en el extranjero que serán votadas el próximo domingo por el comité ministerial legislativo.

Netanyahu ha anunciado que apoya que ambos proyectos adquieran carácter de ley y que las respaldará durante la votación. Estas iniciativas fueron debatidas por primera vez por el comité ministerial el pasado mes de junio, pero su votación fue postergada a petición del ministro sin cartera Benny Begin (del partido Likud) para evitar las críticas internacionales contra Israel de cara a la votación en Naciones Unidas sobre la petición de reconocimiento presentada por el presidente de la Autoridad Palestina, Mahmud Abbas.

Ambos proyectos buscan provocar pérdidas económicas a las ONG de Derechos Humanos que facilitaron información al comité especial de Naciones Unidas encabezado por Judge Goldstone, formado tras la operación 'Plomo Fundido' por parte del Ejército israelí contra la Franja de Gaza a finales de 2008.

De aprobarse, las ONG de carácter político en Israel no podrán recibir donaciones que excedan los 20.000 shekels israelíes (3.953 euros) por parte de Gobiernos extranjeros y organizaciones internacionales como Naciones Unidas y la Unión Europea. Según el texto de la propuesta "la incitación a la actividad llevada a cabo por múltiples organizaciones bajo la cobertura del trabajo humanitario tiene como finalidad influir los debates políticos y el carácter de las políticas del Estado de Israel".

Fuentes cercanas al Parlamento israelí han señalado que ésta es una propuesta problemática que probablemente no será respaldada por el Tribunal Supremo tal y como está formulada en estos momentos. El principal problema que citan para su aprobación es encontrar una definición legal para la actividad "política" de una ONG. Sin embargo, el respaldo de Netanyahu a la propuesta podría ser un factor decisivo sobre la postura del comité ministerial. Todo apunta a que la coalición se va a movilizar en favor de la propuesta de manera previa a la futura votación en el Parlamento.

El parlamentario encargado de la propuesta, Ofir Akunis (del Likud), ha dicho que "es una ley justa y lógica que elimina una situación anómala en la que los estados extranjeros intervienen en el discurso político israelí a través de la entrega de dinero a través de donaciones a ONG que persiguen fines políticos. Casualmente, todas ellas son financiadas por la izquierda. El hecho de que un Estado como Reino Unido pueda donar dinero a un movimiento como Paz Ahora -cuya finalidad es promover la paz y la democracia entre Israel y Palestina a través de la educación del público israelí y los ciudadanos interesados en el resto del mundo, según se define a través de su página web- es claramente injusto. Esta ley hará justicia", ha agregado.

Segunda Propuesta

El comité ministerial también decidirá si respalda la otra propuesta, presentada por la parlamentaria Fania Kirshenbaum (de Yisrael Beiteinu), que estipula que las ONG no respaldadas económicamente por el Estado de Israel tengan que un impuesto del 45% en todas las donaciones recibidas de gobiernos extranjeros. "Hay organizaciones operando en Israel que tienen como objetivo denunciar al Estado ante el resto del mundo y transformar a los soldados del Ejército en figuras paria al difamar sus reputaciones. Estas organizaciones reciben financiación de fuentes y gobiernos extranjeros, y el objetivo de estos fondos es dañar y alterar el discurso público en Israel", afirma el preámbulo de la propuesta.

Kirshenbaum ya intentó en el pasado que se formara un comité parlamentario que investigue a determinadas ONG. Sin embargo, el Parlamento bloqueó la creación de dicho comité, por lo que la parlamentaria decidió probar por la vía impositiva. Estos intentos de legislar sobre la actividad de las ONG han levantado suspicacias entre los grupos humanitarios.

"Continuaremos haciendo lo que hacemos incluso sin dinero", ha dicho la portavoz del grupo B'Tselem, Sarit Michaeli. "Continuaremos incluso si siguen aprobando leyes cuyo objetivo es silenciarnos. Podremos tener menos financiación, pero tendrán que encontrar otras vías para evitar las críticas, tendrán que meternos en la cárcel", ha apostillado Michaeli.

Utilizamos cookies para mejorar nuestro sitio web y para ofrecerle contenidos más interesantes. Para obtener más información sobre las cookies y cómo eliminarlas, consulte nuestra Política de Privacidad.

Sí, acepto cookies de esta web