Imprimir

Los padres de hijos enfermos graves tendrán un subsidio para cuidarles

on . . Visitas: 738

larazon

29-07-2011treTranquilidad y cariño a su alrededor. Estas son las principales necesidades de un niño que sufre una enfermedad grave y que vive ligado a un tratamiento especialmente agresivo como el cáncer. Por eso, ayer, los padres de niños que sufren esta patología celebraron la oficialidad del Real Decreto que aprobó ayer el Consejo de Ministros y que permite a los progenitores de hijos con cáncer o enfermedad grave acceder a una prestación económica cuando reduzcan su jornada laboral, al menos al 50 por ciento.

Este subsidio lleva tramitándose desde el 1 de enero bajo unas instrucciones provisionales que fijó la Seguridad Social, sin embargo, son pocos padres los que han conseguido la retribución. «Diez de nuestras familias han solicitado la ayuda, pero sólo se la han concedido a dos», explica Lola Madrid, portavoz de ARGAR (Asociación de Niños con Cáncer de Almería). Según explican, las mutuas aseguradoras –las responsables, junto a la Seguridad Social, de cubrir la cuota–, no están facilitando el acceso. «Tenemos una pelea constante con las aseguradoras que no han querido aplicar la norma y también con las comunidades autónomas que no saben muy bien cuál es su función». Estas son las quejas de Carmen Menéndez, vocal de la Federación Española de Padres de Niños con Cáncer. Su asociación fue la primera en reclamar esta medida, ya que gracias a la posibilidad de reducir la jornada laboral, «la vida de las familias cambian totalmente. El tratamiento obliga a estar cerca de tu hijo», asegura. Ella sufrió, hace varios años, la inexistencia de la conciliación laboral y familiar. Tuvo que pedir una excedencia para estar junto a su hijo, enfermo de cáncer. Pero, más tarde, le negaron el reingreso. «Las familias también pueden llegar a enfermar por estrés y angustia. No llegas a todo y esos se lo transmites a tu hijo. Es una actitud que no le ayuda a mejorar», añade.

La compensación que ofrece el Gobierno quiere compensar la pérdida de ingresos que sufren los trabajadores que se ven obligados a rebajar su ritmo de trabajo. La prestación económica consiste en un subsidio equivalente al cien por cien de la base reguladora que se establece para la prestación por baja laboral.

A pesar de los avances, la Federación quiere llegar más allá. «Nos gustaría que en todos los convenios laborales se pudiera contemplar esta medida. Así, se podría garantizar la flexibilidad de los trabajadores y se agilizaría mucho el trabajo. Abogamos por la agrupación de la jornada», concluye Carmen Menéndez.

Más de 108 patologías

El Real Decreto que se aprobó ayer no sólo beneficiará a los padres de hijos con cáncer. En el listado de enfermedades también se incluyen neurología, cardiologíay endocrinología, entre otros. Otra novedad es la ampliación del subsidio a los padres que trabajan con regímenes especiales.

Utilizamos cookies para mejorar nuestro sitio web y para ofrecerle contenidos más interesantes. Para obtener más información sobre las cookies y cómo eliminarlas, consulte nuestra Política de Privacidad.

Sí, acepto cookies de esta web