Imprimir

ONG insta a Pakistán a acabar con torturas y abuso a minorías religiosas

on . . Visitas: 624


La Comisión de Derechos Humanos de Asia (AHRC, siglas en inglés) pidió hoy acción legal al Gobierno paquistaní para parar las torturas y proteger a las minorías religiosas, víctimas de los ataques de grupos integristas islámicos.

La AHRC difundió hoy un extenso informe en el que recordó que "graves y generalizadas violaciones de los derechos humanos continúan siendo perpetradas por el Estado, con impunidad", además de por grupos religiosos o individuos.

La ONG publicó un amplio abanico de casos de minorías maltratadas, como los asesinatos de ahmadíes, considerados heréticos por otras sectas del islam, o los ataques contra hindúes y cristianos.

"Organizaciones insurgentes islámicas están usando la blasfemia como la mejor herramienta para mantener bajo presión a grupos religiosos minoritarios e incluso arrebatarles las tierras", denunció el informe, elaborado a partir de datos de otras organizaciones y recortes de prensa.

La AHRC incluyó entre los casos de minorías perjudicadas por la ley antiblasfemia a Asia Bibi, condenada a muerte por una corte distrital por haber proferido una supuesta blasfemia contra el profeta Mahoma, aunque la campesina cristiana apeló la sentencia ante el Tribunal Superior de Lahore, que aún no ha tomado una decisión.

El estudio aplaudió algunos avances del Gobierno, como la aprobación de una ley para la protección de la mujer, pero aseguró que en 2009 fueron asesinadas 1.401 mujeres, 647 de ellas en los denominados "crímenes de honor".

La tortura es otro de los aspectos que más preocupa a la AHRC, que aseguró que el Ejército tiene 52 centros de detención en el país donde los presos son torturados durante interrogatorios, una denuncia que ya hizo el año pasado.

Durante las últimas semanas, el Tribunal Supremo está solicitando a las agencias de inteligencia que revelen el paradero de once presos supuestamente desaparecidos, un caso que no es demasiado habitual que llegue al Alto Tribunal.

La AHRC denunció además que "cientos" de personas han sido víctimas de "asesinatos extrajudiciales" por parte de las fuerzas de seguridad y recordó que los aviones espía de EEUU, dirigidos a golpear objetivos insurgentes, han matado a 900 personas este año, según sus estimaciones, que no cuantifican el número de insurgentes o civiles fallecidos en ellos.

El informe contiene pocas alusiones al terrorismo, aunque lamenta que la mayoría de las personas que han perpetrado ataques suicidas sean "niños y adolescentes", algo que demuestra que los integristas "se aprovechan de los desplazamientos y del caos para reclutar a niños".

La ONG pidió al Gobierno que ponga en vigor leyes contra todas estas violaciones de los derechos humanos y, aunque se felicitó por que desde noviembre de 2008 aún no se ha ejecutado a ningún reo, solicitó que la pena de muerte sea abolida.

Actualmente, unas 7.500 han sido condenadas a la pena máxima y se hallan a la espera del patíbulo, según la AHRC. EFE

 

Utilizamos cookies para mejorar nuestro sitio web y para ofrecerle contenidos más interesantes. Para obtener más información sobre las cookies y cómo eliminarlas, consulte nuestra Política de Privacidad.

Sí, acepto cookies de esta web