Imprimir

Los tiburones siembran el pánico en la costa egipcia del mar Rojo

on . . Visitas: 531

ima2-6dic
Si hace cinco años era el terrorismo islamista el que amenazaba los complejos turísticos de la península del Sinaí, esta vez el peligro llega del mar. Un pequeño grupo de tiburones ha puesto en jaque a la industria turística de Sharm el-Sheij, en el mar Rojo, donde las playas fueron ayer cerradas después de que un escualo matara a una mujer alemana. La semana pasada, otras cuatro personas sufrieron mutilaciones en ataques parecidos.

La víctima tenía 70 años y nadaba en una zona poco profunda en las inmediaciones del hotel Hayat Regency cuando fue sorprendida por el tiburón, que le arrancó parte del muslo derecho y también uno de sus brazos. Las autoridades egipcias creen que murió de forma instantánea, tras examinar el cadáver, que fue empujado por las olas hasta la orilla.

El Ministerio de Turismo ordenó el cierre inmediato de todas las playas de la zona y la suspensión de los deportes acuáticos como medida de precaución. También se puso en alerta a Protección Civil, al Ministerio de Medio Ambiente y a los guardacostas para vigilar las aguas del mar Rojo e intentar capturar cuanto antes al tiburón asesino.

Las playas de Sharm el-Sheij ya permanecieron cerradas durante 48 horas la semana pasada después de que uno o varios escualos oceánicos de punta blanca atacaran a cuatro turistas rusos y uno ucraniano, provocándoles horribles mutilaciones. Esta especie de tiburón es la responsable de la mayoría de las embestidas a humanos que se producen cada año en el mundo. En el mar Rojo, sin embargo, los ataques son muy poco frecuentes.

Las autoridades egipcias capturaron hace unos días dos tiburones que, según el Ministerio de Medio Ambiente, habían sido los causantes de las graves heridas sufridas por los cinco turistas del Este de Europa. Una ONG egipcia, la Asociación de Protección Medioambiental y Conservación de Hurgada, aseguró, no obstante, que se trataba de distintos ejemplares y denunció la captura arbitraria de escualos en una zona de gran valor ecológico. Es probable que los ataques, según la asociación, estén protagonizados por un solo animal con un «comportamiento anómalo». Otras teorías apuntan a que la sobreexplotación pesquera habría atraído a los depredadores hasta la costa.

Sharm el-Sheij, así como el resto de localidades turísticas del sudeste del Sinaí, como Dahab, Taba o Nuweiba, reciben cada año a millones de visitantes, principalmente europeos, que buscan disfrutar del sol y de las aguas cristalinas del mar Rojo. Se trata además de uno de los mejores destinos de buceo del mundo, debido a sus arrecifes de coral y su biodiversidad marina.

 

Utilizamos cookies para mejorar nuestro sitio web y para ofrecerle contenidos más interesantes. Para obtener más información sobre las cookies y cómo eliminarlas, consulte nuestra Política de Privacidad.

Sí, acepto cookies de esta web