Imprimir

Los agredidos en El Aaiún afirman que la actitud del Gobierno es "vergonzosa"

on . . Visitas: 435

1-09-2010_ima1


Los activistas de la asociación SaharAcciones que se manifestaron en El Aaiún a favor de la autodeterminación del Sahara denunciaron ayer el comportamiento "vergonzoso" del Gobierno, que no sólo ha traicionado al pueblo saharaui, sino también al pueblo español, que respalda en su gran mayoría la causa saharaui.

El Gobierno español, que instó a sus ciudadanos a respetar la legislación vigente en el Sahara, dio por buenas las explicaciones del marroquí, que niega que fueran policías quienes agredieron a once de los activistas que desplegaron pancartas y una bandera saharaui en una calle de la capital.

Los activistas retaron al Gobierno a que si quiere reconocer la legitimidad de la ocupación marroquí en el Sahara "que lo diga", porque la única legalidad en el Sahara es la legislación internacional y el respeto a los derechos humanos.

Sin esperanzas

"No tenemos ninguna esperanza en el Gobierno español, confiamos en los ciudadanos libres, en la prensa libre y en que la presión internacional logre cambiar el rumbo del Sahara junto con la presión de los saharauis", explicaron los activistas en rueda de prensa.

Tras las agresiones sufridas, los activistas recabaron partes médicos, en los que se reflejan policontusiones pero sin daños internos, con los que quieren acompañar las denuncias que tienen previsto presentar ante la Subdelegación del Gobierno y eventualmente en los Juzgados.

La activista Sonia Díaz aseguró que nadie con sentido común duda de que fueron agredidos por la policía marroquí vestida de paisano ni de la represión sobre los saharauis, ni siquiera José Luis Rodríguez Zapatero, "otra cosa son los juegos políticos".

Si una manifestación pacífica de once personas es un delito, "exigimos que se nos aplique la legislación", dijo Sonia Díaz, y subrayó que la aplicación de la legalidad en el Sahara supondría el cese de los encarcelamientos, arrestos y torturas, la realización de juicios justos, el cese de la expoliación de los recursos y la libertad de expresión y de manifestación.

SaharaAcciones no es una ONG, "somos un grupo de personas preocupadas, vecinos de personas que están siendo torturadas y masacradas" ante la pasividad de los gobernantes locales, autonómicos y estatales, y de los organismos internacionales, dijo la portavoz.

Los activistas respondieron al Ejecutivo que la única legalidad que hay que respetar en el Sáhara es la "internacional" porque si España, como parece, acepta la ley marroquí en ese territorio es que da legitimidad a una ocupación militar de la ex colonia no reconocida por la ONU.

Utilizamos cookies para mejorar nuestro sitio web y para ofrecerle contenidos más interesantes. Para obtener más información sobre las cookies y cómo eliminarlas, consulte nuestra Política de Privacidad.

Sí, acepto cookies de esta web