Imprimir

Consejo de Seguridad exige investigar sobre violación de 154 congolenas

on . . Visitas: 445


El Consejo de Seguridad de la ONU ha pedido que se aclaren las circunstancias de la violación masiva de al menos 154 mujeres en la República Democrática de Congo (RDC) por parte de milicianos Mai Mai y guerrilleros hutus de las Fuerzas Democráticas para la Liberación de Ruanda (FDLR). El caso ha puesto de nuevo en el punto de mira a las propias Naciones Unidas, cuya misión en Congo ha sido acusada de no haber evitado esta nueva atrocidad.

El ataque de los rebeldes se produjo entre el 30 de julio y el 3 de agosto en la región de Kivu Norte, al este del país. Durante cuatro días los rebeldes saquearon la zona y violaron a multitud de mujeres y menores. Según ha informado International Medical Corps (IMC), la ONG que alertó del suceso, en la mayoría de los casos "cada violación fue perpetrada por entre dos y seis hombres armados", y a menudo "en presencia de los hijos y los maridos" de la víctimas.

La ONU sabía de la presencia de rebeldes en la zona desde el 30 de julio, pero sus tropas, acuarteladas a solo 30 kilómetros del lugar de los hechos, no actuaron. El motivo, según el representante especial de la ONU para Congo, Roger Meece, fue que en ningún momento tuvieron "conocimiento de que [los insurgentes] estaban preparando un ataque".

Las tropas de la Misión de la ONU en Congo (Monusco) acudieron a la zona, finalmente, el pasado día 12. IMC les alertó seis días antes y no entiende por qué tardaron tanto en reaccionar.

El secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, ha hecho frente a las críticas enviando una delegación para investigar los hechos. Sus conclusiones, según el presidente de turno del Consejo de Seguridad, Vitaly Churkin, servirán para llegar hasta "el fondo de la cuestión", porque "hay una sensación generalizada de que las cosas no salieron tal y como debían". La embajadora de EE UU en el organismo, Susan Rice, afirmó que el informe presentado por el Departamento de Operaciones de Paz es "horripilante".

La Unión Europea, por su parte, difundió ayer un comunicado en el que expresa su "profunda indignación y consternación" y pide "acelerar" el compromiso de la comunidad internacional en el conflicto de la RDC.

Amnistía Internacional también ha solicitado al Gobierno de la RDC y a la ONU "que hagan todo lo posible para prestar de inmediato atención médica y psicológica" a los supervivientes, y que se recopilen pruebas y testimonios "para poder llevar a los responsables ante la justicia".

 

Utilizamos cookies para mejorar nuestro sitio web y para ofrecerle contenidos más interesantes. Para obtener más información sobre las cookies y cómo eliminarlas, consulte nuestra Política de Privacidad.

Sí, acepto cookies de esta web