Imprimir

El PP rechaza que el Gobierno pague rescates porque «alienta» a los terroristas

on . . Visitas: 622


El PP rechaza el posible pago de un rescate y de otras contraprestaciones por parte del Gobierno español a Al-Qaida en el Magreb Islámico para lograr la liberación de Roque Pascual, Albert Vilalta y Alicia Gámez, los tres cooperantes catalanes secuestrados hace casi nueve meses en Mauritania cuando formaban parte de una caravana de ayuda humanitaria.

La dirección popular prefirió no desvelar su valoración final sobre el desenlace del secuestro hasta que el Gobierno dé la versión oficial en sede parlamentaria, pero el portavoz en Política Internacional, Gustavo de Arístegui, habló ayer sobre este asunto en Onda Cero. Preguntado por el posible pago de un rescate por el Gobierno, aseguró que «es un error grave negociar con terroristas», porque es «un aliento a la industria del crimen y a la del secuestro». Indicó que el esfuerzo ha permitido liberar a los tres miembros de la ONG Barcelona Acció Solidaria, pero se preguntó: «¿Cuántas personas van a ser secuestradas por estos terroristas?».

El PP, que prefiere guardar la artillería política hasta escuchar al Gobierno, reclamó a través de su portavoz parlamentaria, Soraya Sáenz de Santamaría, la comparecencia inmediata en el Congreso de la vicepresidenta primera del Ejecutivo, María Teresa Fernández de la Vega, para que informe de «las circunstancias» de la liberación en Mali de los dos cooperantes. Pidió que la comparecencia sea en la Comisión Constitucional y que pueda continuar, si así lo cree necesario el Gobierno o la oposición, en la de Gastos Reservados, que tiene carácter secreto.

Pagos de rescates

La portavoz popular, que ya tuvo duros enfrentamientos parlamentarios con de la Vega en el Congreso por el posible pago de un rescate a los piratas somalíes para la liberación de los tripulantes del pesquero vasco 'Alakrana', indicó que las únicas noticias que tiene sobre las circunstancias de la liberación son las que han difundido los propios secuestradores y los medios de comunicación. Fuentes conocedoras de las negociaciones indicaron que España habría podido pagar un rescate de unos 7,6 millones de euros, así como lograr que Mauritania liberase en Mali al mercenario que ejecutó el secuestro a sueldo de Al-Qaida del Magreb Islámico (AQMI), 'Omar Saharaui', tal como exigían los captores, pese a haberle condenado a una larga estancia en prisión.

La versión oficial que ofrecerá el Ejecutivo en el Congreso es difícil de preveer porque el ministro de Asuntos Exteriores, Miguel Ángel Moratinos, aseguró en diciembre pasado sobre este caso que «el Gobierno de España no paga rescates» y que esa es «una posición clara y firme». De hecho, el Ejecutivo siempre ha negado que abonase unos 4,5 millones y medio de euros a los piratas somalíes por el rescate de los tripulantes del 'Alakrana' y del 'Playa de Bakio', pese a que todos las pistas apuntaron a que los pagos fueron realizados por miembros de los servicios de inteligencia estatal.

 

Utilizamos cookies para mejorar nuestro sitio web y para ofrecerle contenidos más interesantes. Para obtener más información sobre las cookies y cómo eliminarlas, consulte nuestra Política de Privacidad.

Sí, acepto cookies de esta web