Imprimir

Ayuntamientos se enfrentan al Gobierno Vasco por la supresión de Heldu

on . . Visitas: 569


El presidente de la Asociación de Municipios Vascos (Eudel), Jokin Bildarratz, alcalde de Tolosa, acusó al Gobierno de Patxi López de querer descargar sobre los ayuntamientos todo el trabajo de asesoramiento legal de los inmigrantes, una labor de la que se ha ocupado durante ocho años el servicio jurídico Heldu, que fue cerrado ayer por el Departamento de Empleo y Asuntos Sociales. «Nos hemos enterado por la prensa. Los paganos somos siempre los ayuntamientos», resumió Bildarratz.

Según reveló el alcalde peneuvista, la Comisión Ejecutiva de Eudel -a la que pertenecen también los alcaldes socialistas de Ermua, Carlos Totorika; de Irun, José Antonio Santano, y de Basauri, Loly de Juan- acordó esta semana exigir a Gemma Zabaleta que «recule» y mantenga abierto el servicio de Heldu, gestionado desde 2007 por la sociedad Estudios y Proyectos Jurídicos. No obstante, horas después de que Eudel lanzara estas críticas, los representantes del PSE-EE en la cúpula de la entidad se desmarcaron de ellas y negaron que la desaparición de esa entidad «vaya a aumentar» la carga de trabajo de los ayuntamientos.

El Gobierno Vasco ha sustituido Heldu por un teléfono y un correo electrónico al que podrán dirigirse los asistentes sociales de los ayuntamientos y los voluntarios de las ONG cuando no sepan cómo resolver el problema legal de un extranjero 'sin papeles'. «Cuesta dar crédito a esa situación», se lamentó Jokin Bildarratz. No es el único que ha puesto en duda la eficacia del nuevo modelo implantado por Zabaleta. La clausura de Heldu, que ha tramitado 34.000 expedientes en ocho años -no sólo permisos de residencia, sino reagrupaciones y tramitaciones de la nacionalidad española- se suman a las formuladas en los últimos días por el presidente del Tribunal Superior del País Vasco, Juan Luis Ibarra, y por los colegios de abogados de Álava y Vizcaya. Los cambios también han despertado el rechazo de la coordinadora de colectivos de apoyo a los extranjeros (Harresiak Apurtuz) y de organizaciones sociales y políticas, entre las que se incluyen Cáritas, SOS Racismo, PNV, Aralar, CC OO, ELA y LAB.

23 empleados

«Queremos que el Gobierno Vasco dé marcha atrás -subrayó Bildarratz-. Habilitar un teléfono no es solución». Las manifestaciones del presidente de Eudel se produjeron cuando los 23 empleados de Heldu empezaban a recoger sus enseres en las oficinas de las tres capitales vascas. El Gobierno de Vitoria les ordenó que dejaran libres los locales a las 15.00 horas. Según Gemma Zabaleta, quedan 1.600 casos abiertos, pero los empleados sostienen que son varios miles. La plantilla acusó la consejería de Zabaleta de aplicar una política «xenófoba» y anunció una concentración de protesta para mañana, sábado, a las 18.00 horas, en Bilbao, frente al Teatro Arriaga.

«Los 23 juristas de Heldu son muy valorados en los servicios sociales de los ayuntamientos», aseguró Jokin Bildarratz. A su modo de ver, «seguirán haciendo falta porque no sólo continuarán con nosotros los inmigrantes que ya están afincados en Euskadi, sino que van a venir más». El alcalde de Tolosa agregó que las ONG, a las que Gemma Zabaleta ha pedido colaboración en este tema, no pueden suplir a Heldu, «porque no son instituciones y carecen de responsabilidades sobre las personas».

 

Utilizamos cookies para mejorar nuestro sitio web y para ofrecerle contenidos más interesantes. Para obtener más información sobre las cookies y cómo eliminarlas, consulte nuestra Política de Privacidad.

Sí, acepto cookies de esta web