Imprimir

Un otoño caliente

on . . Visitas: 530


No puedo entender que, con la que está cayendo en España, que todavía hayan personas que no aprecien lo que una mayoría de españoles tiene clarísimo. Hoy día, ¿quién niega que las cuentas públicas están en un déficit preocupante?. Nadie y la UE lo sabe y por eso nos ha puesto los deberes que debemos cumplir. ¿Sabemos si detrás de estas medidas vendrán otras?... casi seguro que vendrán otras.

Lo que sí sabemos, y es evidente, es que este gobierno socialista de Zapatero se ha encargado de vaciar las arcas del Estado y ponerlas en 'números rojos' sin ningún pudor... cuando las recibió en 2004, con superavit, llenas.

Hay que saber que las prestaciones por desempleo, cuando esta variable sobrepasa el 20% de la población activa, «provoca inevitablemente el hundimiento de las arcas del Estado» y con unos presupuestos que no reflejan la realidad y que dejan en evidencia al Gobierno de Zapatero, entonces estamos rodeados de irresponsables. Pero, por desgracia, en este país «no pasa nada»... en otro país, seguro, estos señores estarían ya de 'patitas en la calle' por su malísima gestión.

Todos nos hacemos la misma pregunta: ¿Por qué el dinero público ha estado tan mal administrado ¿Dónde está aquel dinero que recibieron de las anteriores legislaturas?. ¿Dónde, señora De la Vega?. Y ahora, nada de nada: Reducción de salarios a los funcionarios, recortes de las pensiones, la ayuda a la maternidad que desaparece, subida de Impuestos, subida de IVA, recortes de todo tipo&hellip, recortes en subvenciones, recortes en ayuda social, la mayoría de las ONG's, ven mermadas sus necesidades, -muchas de ellas desaparecerán por falta de medios-, cuando en época de crisis estas ayudas no tendrían que sufrir recortes, sino todo lo contrario.

Han pasado los seis meses de la Presidencia de la UE, y ZP pasa con más pena que gloria, y además nos despedimos «con vergüenza planetaria» con un presidente incapaz de tomar decisiones de Estado. Han tenido que ser otros presidentes de Europa y de América los que han tomado las decisiones por usted, señor Zapatero, ¡qué pena¡

Hoy, con cerca de 5 millones de parados, ¡hay que tener estómago para sonreír!, cuando esta crisis, señor ZP, esconde datos preocupantes y muchos españoles perderán sus casas por impago de la hipoteca, las empresas bajarán drásticamente sus beneficios, la pobreza llegará, entonces los robos se apoderan de la calle poco a poco, y sobre todo, se producen las víctimas más claras que son los jóvenes, unos jóvenes a los que ustedes les han robado la ilusión para luchar por ganarse un futuro digno.

Para el otoño caliente que se avecina, espero que sepamos elegir a quiénes queremos de compañeros de viaje para cuando llegue la hora de manifestarnos y pedir elecciones anticipadas. Los sindicatos subvencionados por el Gobierno se merecen lo que han recogido durante estos últimos años, la soledad y la indiferencia de los ciudadanos.

 

Utilizamos cookies para mejorar nuestro sitio web y para ofrecerle contenidos más interesantes. Para obtener más información sobre las cookies y cómo eliminarlas, consulte nuestra Política de Privacidad.

Sí, acepto cookies de esta web