Imprimir

La estrella que ilumina África

on . . Visitas: 509


La noche salió redonda. Para empezar, los asistentes a la III Cena Benéfica de la Fundación Polaris World para la cooperación y ayuda al desarrollo (unas 300 socios y colaboradores participaron en la celebración) estrenaron la velada contemplando a través de una pantalla gigante cómo la selección española, con goles de Villa e Iniesta, se imponía a la de Chile y conseguía la clasificación para octavos de final del Mundial.

Los organizadores del evento había estado previsores y, gracias a ello, consiguieron que el fútbol no les mermara asistencia a una cena que tiene gran importancia -les permite recaudar en torno a 15.000 euros- para mantener el nivel de proyectos de cooperación en África. De esta forma, y ya con la satisfacción de haber visto ganar al equipo español, se inició el pasado viernes, día 25, la fiesta anual de la solidaridad que promueve la Fundación Polaris World.

Los asistentes fueron recibidos en la terraza del edificio El Lago, en el resort La Torre, con un coctail y la música del grupo de jazz Corney Hall, para pasar seguidamente a los salones en los que se iba a disfrutar de la cena. Fue el presidente del Patronato de la Fundación, Narciso Lozano, quien dio la bienvenida a todos los amigos que esa noche habían respondido a su llamada y, a continuación, pasó a enumerar los proyectos que esta institución ha desarrollado en los últimos meses: la apertura de una maternidad y un pozo de subsistencia en Tabitongo, al norte de Malí, en pleno país dogón; la construcción de una residencia para niñas en Bandiagara, también en Malí; la apertura de un pozo con bomba manuel en Mehandan (Camerún); la habilitación de instalaciones dignas en una maternidad en Pel (Malí), la construcción de seis aulas en el poblado de Keur Pate Tall (Senegal); la creación de una granja de subsistencia para treinta familias, lideradas por mujeres viudas, en Markala y el envío de un contenedor de ayuda a Bamako, así como de dos lotes de medicamentos,. todo ello también en Malí...

«Tenemos los proyectos, tenemos la ilusión, pero nos falta el dinero», señaló Narciso Lozano, animando a los asistentes a seguir colaborando con una fundación que desde su puesta en marcha en el 2004 ha desarrollado 90 proyectos en 26 países africanos, con una inversión total de 2,5 millones de euros: pozos de agua, dispensarios médicos, maternidades y hospitales, centros de formación profesional, escuelas de desarrollo agrícola y ganadero...

La puesta en marcha de esta ONG fue una apuesta personal del fundador de la promotora Polaris World, Pedro García Meroño, y, según admitía Narciso Lozano, «sigue funcionando en buena parte gracias a sus aportaciones y a su generosidad».

Aunque eran muchos los asistentes que confiaban en volver a ver a García Meroño en un acto público, tras haber superado la compañía los delicados momentos que amenazaron con conducirla al concurso de acreedores -un riesgo hoy ya superado-, pero no asistió al evento por encontrarse fuera de Murcia. Sí estuvo presente, como todos los años, el presidente de Polaris World, José Luis Hernández, y el consejero delegado, Francisco Sardina, acompañados de sus esposas y de varios amigos. La noche finalizó con una rifa de regalos, con la actuación de la cantante Yanela Brooks y con barra libre en el bar 'chill out' Bamboo.

 

 

Utilizamos cookies para mejorar nuestro sitio web y para ofrecerle contenidos más interesantes. Para obtener más información sobre las cookies y cómo eliminarlas, consulte nuestra Política de Privacidad.

Sí, acepto cookies de esta web