Imprimir

Zapatero prohibirá endeudarse a los alcaldes antes de las elecciones de 2011

on . . Visitas: 515


El presidente del Gobierno, José Luis Rodríguez Zapatero, quiere acabar ahora con el despilfarro presupuestario de las entidades locales, a pesar de que él mismo se empecinó en alimentar los desequilibrios municipales por medio del Fondo de Inversión Local, que aún sigue mejorando las aceras de media España.

El Consejo de Ministros incorporó el jueves en el Real Decreto para acelerar la reducción del déficit público una coletilla que podría ser clave durante las próximas elecciones municipales: se bloquea la posibilidad de que los alcaldes impulsen nuevas obras como una forma de hacer campaña electoral de cara a los comicios que se celebrarán en 2011.

La cláusula en cuestión es la siguiente: “En el ámbito de las Entidades Locales, se mejorará el control económico financiero y se aplazarán las operaciones de endeudamiento a largo plazo hasta 2012”. O lo que es lo mismo: Hacienda retrasará hasta dentro de dos años las autorizaciones para que las entidades locales se endeuden. Según los expertos esto podría traducirse en menos proyectos y, por lo tanto, en menos empleo y exiguo crecimiento durante más tiempo.

Emilio Álvarez, auditor del Consejo General de Economistas, cree que esta nota al pie de página –que tendrá que especificarse en el Real Decreto que aprobó el jueves el Consejo de Ministros– llevará a los alcaldes a no impulsar nuevas inversiones y proyectos en el largo plazo, que son las que realmente se traducen en más déficit público y, por lo tanto, en más deuda para financiar el desfase entre los ingresos y los gastos.

Cambios
Según Elvira Rodríguez, presidenta de la Asamblea de Madrid e Interventora del Estado, “al cortar la posibilidad de gasto, se limita la autorización de endeudamiento y de nuevas posibilidades de hacer déficit”. Aunque destaca que “esto lo tenían que hacer”, dice que aún hay que esperar a ver cómo será el articulado del Real Decreto. Por ejemplo, para ver qué pasaría si algún municipio tiene alguna emergencia y necesita recurrir a este tipo de deuda de forma rápida.

Los expertos consultados por este periódico consideran que si esta cláusula se mantiene en la redacción final del paquete de medidas se lograría un mecanismo para reducir los números rojos de los ayuntamientos, aunque sea a costa de que vean reducida su autonomía financiera. La Federación de Municipios y Provincias (Femp) estudiará con atención ésta y otras iniciativas el próximo martes en su Ejecutiva.

Esta medida podría ser calificada como el anti Plan E, ya que limitando la burbuja constructora provocada por algunos municipios se reconoce implícitamente que el Fondo de Inversión Local –al que se han destinado 13.000 millones en dos años– no fue la mejor opción para hacer frente a la crisis. Por ello, ahora dan marcha atrás.

Zapatero, que defendía hace sólo dos semanas la necesidad del gasto público para sostener el crecimiento, renuncia ahora a uno de sus dogmas infranqueables: el Ejecutivo pretendía lograr la recuperación de la economía y el auge del PIB mejorando las aceras, construyendo nichos en cementerios y edificando órganos de piedra en los más de 8.000 municipios que hay en España.

Más límites
En este mismo sentido, la vicepresidenta económica, Elena Salgado, anunció ante los periodistas el pasado jueves que el Gobierno obligará a los ayuntamientos a que lo que ahorren por el recorte y la congelación del salario de los funcionarios se tendrá que destinar prioritariamente a luchar contra el déficit y la deuda. Esto también ayudaría a cumplir con las exigencias de Bruselas, que se ha mostrado especialmente preocupada durante los últimos meses la mala situación financiera de los consistorios.

Además, el Gobierno también tiene previstos nuevos límites para luchar contra el déficit autonómico. Aunque el Ejecutivo insiste en que no tiene capacidad normativa para poner un límite al techo de gasto de estas administraciones, sí tiene previsto reforzar “la condicionalidad para autorizar las operaciones de endeudamiento de las CCAA que supongan un incremento de la deuda pública”.

Reacciones al plan
Altos cargos:
El presidente de la Federación Española de Municipios y Provincias (FEMP), Pedro Castro, anunció ayer que los alcaldes se bajarán el sueldo un 15% con el objetivo de “intentar ahorrar y sacar a este país adelante”. Sin embargo, matizó que las diferencias entre los salarios son competencia de cada consistorio.

Constructores:
El presidente de la Asociación Nacional de Empresas de Obra Pública, Javier Sáenz Cosculluela, advirtió ayer de que el recorte en 6.000 millones en inversión productiva debería haber sido menor “porque es muy fuerte para un sector que genera empleo y lo consolida”. Sáenz cree que sería mejor reducir las transferencias a las CCAA.

Farmacéuticos:
El plan de reducción del déficit público aprobado este jueves por el Consejo de Ministros ha encontrado una fuerte oposición dentro del sector sanitario español, tanto de los principales colegios y sindicatos médicos y enfermeros como de la industria farmacéutica. Criticaron el recorte salarial en los empleados públicos y la rebaja de precios para los medicamentos.

ONG:
El recorte adicional de 200 millones de euros en ayuda al desarrollo aprobado por el Ejecutivo podría en peligro la vida de 21 millones de mujeres africanas durante el parto o embarazo, que 500.000 enfermos de sida no tengan tratamiento durante un año y desaprovechar 100 millones de vacunas contra el sarampión, según algunos cálculos realizados por Intermón Oxfam.

Utilizamos cookies para mejorar nuestro sitio web y para ofrecerle contenidos más interesantes. Para obtener más información sobre las cookies y cómo eliminarlas, consulte nuestra Política de Privacidad.

Sí, acepto cookies de esta web