Imprimir

Perú pide a la UE limitar la venta de armas a la región

on . . Visitas: 454


Europa ha dado un paso de gigante hacia el objetivo de crear un gran área de libre comercio con América Latina tras la firma ayer del acuerdo de asociación con Centroamérica y de los acuerdos comerciales con Colombia y Perú. Si a ello se suma el desbloqueo de la negociación con Mercosur y los acuerdos ya suscritos con México y Chile, sólo Venezuela, Ecuador y Bolivia quedarían descolgados.

El presidente español, José Luis Rodríguez Zapatero, aseguró que el acuerdo con Centroamérica permitirá a la zona incrementar sus exportaciones en 2.600 millones al año y a los europeos, en 2.400. El panameño, Ricardo Martinelli, apostó a que Zapatero se quedaba "un poquito corto" con su cálculo. "Todos ganan", repitió como un conjuro el presidente del Consejo Europeo, Herman Van Rompuy.

El optimismo oficial no logró, sin embargo, disipar los recelos. El presidente colombiano, Álvaro Uribe, forzó el martes por la noche una declaración complementaria al acuerdo cerrado hace semanas por la que Europa se compromete a revisar en tres años el impacto del acuerdo sobre el sector lácteo de su país, del que viven 400.000 personas, y a apoyar su modernización con 30 millones. La ONG Intermon Oxfam advirtió de que los acuerdos comerciales pueden ser un obstáculo para luchar contra la pobreza.

A la cumbre de Madrid se incorporó ayer el presidente de Honduras, Porfirio Lobo, quien pospuso su llegada para neutralizar el boicot de diez mandatarios sudamericanos. Zapatero se reunió con él y le instó a culminar la normalización institucional, lo que pasa por el regreso del derrocado presidente Zelaya. El gran ausente fue el nicaragüense Daniel Ortega, quien alegó el riesgo de que los problemas causados por la nube volcánica le retuvieran en Europa.

Pero Latinoamérica no es sólo un mercado en expansión, sino también "el continente más violento del mundo", como recordó la presidenta de Costa Rica, Laura Chinchilla. La Comisión Europea se mostró dispuesta a ampliar los 257 millones que destina a la lucha contra el narcotráfico en América Latina y a elevar a nivel político el diálogo técnico que ya mantiene.

El peruano, Alan García, pidió a los países europeos un pacto para limitar las ventas de armas "no sólo para que vayan más fondos al medioambiente, la educación y el desarrollo, sino también para preservar la paz". América Latina compró armas por valor de 48.000 millones de dólares en 2008, un 50% más que diez años antes.

Utilizamos cookies para mejorar nuestro sitio web y para ofrecerle contenidos más interesantes. Para obtener más información sobre las cookies y cómo eliminarlas, consulte nuestra Política de Privacidad.

Sí, acepto cookies de esta web