Imprimir

El único centro público de Castellón para discapacitados sigue cerrado

on . . Visitas: 1311


La obras acabaron hace un año, pero falta el mobiliario para las 262 plazas

21042010im3

Enfermos y familiares de enfermos de Alzheimer, de enfermos mentales o de daño cerebral sobrevenido, todos ellos dependientes, esperan, desde hace casi un año, que las obras acabadas del antiguo hospital Gran Vía de Castellón se inauguren y el centro se ponga en funcionamiento. El edificio alberga 262 plazas y servicios tanto para residentes como para centro de día y ha supuesto una inversión de más de siete millones de euros, pagada por cuatro administraciones.

Sin embargo, la Generalitat, de quien depende su puesta en marcha, mantiene la puerta cerrada y, ahora, y pese a que las obras se licitaron en 2006, alega que aún están pendientes la adjudicación del mobiliario y la gestión, con lo que la apertura se retrasara, como poco, a finales de 2010. Mientras, en la provincia de Castellón, los enfermos de Alzheimer no tienen más plazas que las privadas procuradas por las propias asociaciones de familiares y, en algunos casos, en centros de mayores más o menos adaptados para acoger a pacientes con esta enfermedad.

La nueva residencia de Castellón, terminada y sin abrir.-



Pese a que las obras están visiblemente acabadas desde antes del pasado verano, momento en el que dejó de verse cualquier tipo de trabajo, fuentes de la Consejería de Bienestar indicaron ayer que "oficialmente" la obra no ha sido entregada hasta el pasado mes de marzo. Los cambios en el diseño del edificio son, según las mismas fuentes, el motivo por el que la entrega del proyecto se ha demorado, pese a que el plazo de ejecución era de 18 meses.

Sin embargo, el centro Gran Vía de Castellón no es el único acabado. El caso de Burriana es aún más destacado ya que la Consejería de Bienestar Social inauguró, a principios de año, otro centro que tampoco se ha puesto en marcha.

"El Consell no tiene prisa", se lamenta Emilio Marmaneu, presidente de la Asociación de Familiares de Alzheimer de Castellón (AFA) y de la Confederación Española de Familiares de Enfermos de Alzheimer (CEAFA). "Las obras están claramente acabadas desde verano pero aún no está equipado", añade. Marmaneu sitúa en las dificultades financieras del Consell y los meses que quedan para el inicio de la campaña electoral los posibles motivos por lo que el centro aún no se ha abierto.

"Es un tremendo error que el centro permanezca cerrado", indicó el presidente de AFA, que calificó de "vital" la infraestructura y de "negativo" el hecho de que la Generalitat no abra una residencia "para dar servicio a casi 300 familias".

El antiguo hospital Gran Vía de Castellón cerró sus puertas hace más de una década tras abrir el hospital comarcal La Plana de Vila-real. Muchas han sido las promesas desde entonces: un centro de investigación de Alzheimer, una residencia, un centro de mayores. Finalmente, en 2006, se licitó la obra para rehabilitar el antiguo hospital, de más de 3.500 metros cuadrados, y crear una residencia para dependientes.

El Gobierno central ha transferido a la Generalitat más de dos millones de euros en tres años. Éstos deberían financiar la creación de 157 nuevas plazas de atención residencial y de centro de día para personas afectadas de Alzheimer, con discapacidad psíquica y con daño cerebral sobrevenido. El resto de la financiación se repartió entre la Generalitat, la Diputación de Castellón y el Ayuntamiento de la ciudad.

 

Utilizamos cookies para mejorar nuestro sitio web y para ofrecerle contenidos más interesantes. Para obtener más información sobre las cookies y cómo eliminarlas, consulte nuestra Política de Privacidad.

Sí, acepto cookies de esta web