Imprimir

Instituciones financieras de 16 países, incluido España, invierten más de 43.000 millones de dólares en fabricantes de bombas de racimo

on . . Visitas: 784

setemDe las 146 entidades financieras que invierten en empresas fabricantes de estas municiones,  44 son de países que han firmado la Convención sobre Bombas de Racimo, 31 son de la Unión Europea y 16 tienen su sede en cuatro países que han firmado y ratificado la Convención, entre ellos España

Casi un año y medio después de la histórica firma de la Convención sobre Bombas en Racimo celebrada en Oslo en diciembre de 2008, y ante su cercana entrada en vigor de manera vinculante conforme al derecho internacional el próximo 1 de agosto 2010, se acaba de dar a conocer que 146 entidades financieras de 16 países todavía invierten y prestan servicios financieros por valor de 43.000 millones de dólares a siete empresas fabricantes de bombas de racimo.

Estas son algunas de las conclusiones a las que llega el informe más exhaustivo hasta la fecha sobre inversiones globales en estas armas próximamente ilegales titulado Inversiones mundiales en bombas de racimo: una responsabilidad compartida’y publicado ayer miércoles en Ginebra. La Red Internacional BankTrack, representada en España por la ONG SETEM y activistas de todo el mundo, piden a los gobiernos y a las instituciones financieras que dejen de invertir en empresas que producen este tipo de municiones.

Al igual que las minas terrestres antipersona, el coste humano y económico de estas bombas está sobradamente probada y la ONU calcula que las bombas de racimo han matado y herido a más de  10.000 civiles en los últimos 40 años, de los cuáles el 40 % son niños. Y las cifras de víctimas continúan creciendo porque el efecto de estas bombas no termina cuando terminan los conflictos, ya que muchas quedan sin explotar y escondidas en el suelo.

A pesar de esto, las principales entidades financieras del mundo siguen financiando a los siguientes fabricantes de bombas de racimo y de componentes para las mismas: Alliant Techsystems ATK (EEUU), Hanwha (Corea del Sur), L-3 Communications (EEUU), Lockheed Martin (EEUU), Poongsan (Corea del Sur), Singapore Technologies Engineering (Singapur) y Textron (EEUU).

El informe, elaborado por los miembros de la Coalición de Municiones en Racimo, IKV Pax Christi y Netwerk Vlaanderen,  y que también analiza las iniciativas legislativas que prohíben las inversiones en municiones de racimo, clasifica a los bancos comerciales, bancos de inversión, a las entidades de gestión de activos y a los fondos de pensiones públicos y privados en  “buenas y malas prácticas” “Lista Blanca” (Hall of Fame), “Lista Negra” (Hall of Shame) basándose en sus políticas y prácticas de inversión.

La “Lista Negra” está formada por 146 entidades y encabezada por:

 

  • Banca de inversión y entidades que ofrecieron servicios de inversión financiera a empresas que fabrican bombas de racimo (en millones): Bank of America (873, 25 US$), JP Morgan Chase (776,72 US$),  Goldman Sachs (726,32 US$), Deutsche Bank (512,65 US$), y HSBC (447,33 US$).
  • Entidades que concedieron préstamos a a empresas que fabrican bombas de racimo (en millones): Bank of America (436,25 US$), Citigroup (321,25 US$), Goldman Sachs (250 US$), Calyon (155 US$) y Barclays (154,38 US$)
  • Gestión de activos financieros: State Street, Capital Group, BlackRock, Temasek Holdings y Vanguard Group son las entidades que ofrecieron  más servicios de gestión de activos, según su cartera de inversiones en el invierno de 2009 – 2010. La implicación de Temasek Holdings se debe exclusivamente a su importante participación del 50,31% en las acciones de Singapore Technologies Engineering.

De estas 146 entidades, 102 pertenecen a países que aún no han firmado la Convención sobre Municiones en Racimo, y algo más de la mitad son de Estados Unidos.  16 entidades tienen su sede en cuatro países que han firmado y ratificado la Convención, como Francia, Alemania, Japón y España (BBVA, con inversiones en Lockheed Martin) y 28 en países que han firmado pero todavía no han ratificado la Convención. De las 146 entidades que invierten en fabricantes de municiones de racimo, 32 pertenecen a la Unión Europea, y 31 de ellas son países de la UE que han firmado la Convención sobre Municiones en Racimo.

Desde mayo de 2007 estas instituciones financieras destinaron:

  • Servicios de bancos de inversión por valor de más de 6.712,15 millones de dólares.
  • Préstamos que ascienden a un importe de al menos 3.190,26 millones.
  • Gestión de acciones y bonos en propiedad por un valor de al menos 33.116,1 millones

Por contrario, en la “Lista Blanca” o “Salón de la Fama” se ha incluido a 21 entidades financieras con políticas contundentes, que además son de países que han firmado la Convención: 5 fondos de pensiones gestionados por Noruega, Irlanda, Nueva Zelanda y Suecia, 3 entidades de Banca Ética (entre ellas Banca Popolare Etica ] y Triodos) y 13 entidades privadas. El estudio muestra que las políticas fuertes de los estados son de gran ayuda. El Fondo Noruego de Pensiones ha excluido a los fabricantes de municiones en racimo desde el año 2004.

Cuando el próximo 1 de agosto de 2010 entre en vigor la Convención sobre Municiones en Racimo, en más de 100 países de todo el mundo estará prohibido por el derecho internacional la fabricación, el uso, el almacenaje o la transferencia de estas armas ilegales, así como ”la asistencia/apoyo” a otros estados para hacerlo. Y aunque la Convención no prohíbe expresamente las inversiones financieras, sí que se recoge en el artículo 1C la prohibición a toda forma de apoyo o ayuda a estas municiones.


Esta dirección de correo electrónico está protegida contra spambots. Usted necesita tener Javascript activado para poder verla.
Responsable de Comunicación

SETEM- (Madrid y Castilla-La Mancha)
Gaztambide 50
28015 Madrid
Tfno. (+34) 91 549 91 28
Fax. (+34) 91 549 95 72

Utilizamos cookies para mejorar nuestro sitio web y para ofrecerle contenidos más interesantes. Para obtener más información sobre las cookies y cómo eliminarlas, consulte nuestra Política de Privacidad.

Sí, acepto cookies de esta web