Imprimir

Diez mil discapacitados extremeños no reciben cuidados pese a necesitarlos

on . . Visitas: 558


60.000 viven en inmuebles con barreras arquitectónicas y 63.000 denuncian que las calles dificultan su movilidad.Los afectados urgen que haya ascensores en el exterior de los bloques y cambiar la ley de propiedad horizontal.

Diez mil extremeños con discapacidad no reciben los cuidados personales que necesita. En más de 60.000 hogares hay algún tipo de barrera que dificulta el acceso a las viviendas de personas discapacitadas, más de 63.000 personas tienen algún problema cuando se desplazan por la calle, y más de 15.000 al utilizar el transporte público. Son solo algunos datos que ponen de manifiesto cómo es el día a día de miles de discapacitados extremeños y que están recogidos en la Encuesta de Discapacidad, Autonomía Personal y Situaciones de Dependencia 2008 que ha publicado el Instituto Nacional de Estadística (INE). Además, en Extremadura 13.500 personas reciben las ayudas que contempla la ley de dependencia, pero otras 20.200 aún las están esperando, según las cifras del Ministerio de Sanidad a fecha de 1 de marzo.

En Extremadura 47.000 personas discapacitadas no reciben cuidados personales, pero 10.000 de ellas sí los necesitan; esto supone el 21% del total de discapacitados extremeños (111.000), lo que sitúa a la región como la segunda del país con mayor porcentaje de discapacitados que necesitan atención y no la reciben, tras Murcia (26%). De ellos, un 17% consideran que lo que necesitan son los cuidados de personal sociosanitario, un 44% requieren ser atendidos por un familiar o personal no sociosanitario, y un 39% reclaman la atención de ambos.

Otros indicadores significativos que desvela la encuesta es que hay 43.000 hogares en los que los discapacitados tienen alguna barrera arquitectónica en la puerta de acceso al edificio en el que viven, otros 19.000 que albergan dificultades en su interior; que hay casi 60.000 minusválidos físicos con alguna dificultad para desenvolverse en su casa (sobre todo por problemas con las escaleras, el cuarto de baño o la cocina); y que 63.000 encuentran problemas cuando se desplazan por las calles de la región.

´ENCERRADOS´ EN SU CASA Todo ello demuestra que "efectivamente, todavía hay muchos problemas que dificultan todavía más la movilidad a las personas con discapacidad", reconoce Jesús Gumiel, presidente del Comité de Entidades de Representantes de Personas con Discapacidad (Cermi) de Extremadura.

El mayor problema está en los bloques de viviendas que no tienen ascensor, los más antiguos. En este sentido, solicitan a los ayuntamientos que faciliten en sus ordenanzas la posibilidad de colocar los ascensores en el exterior. Además, hace escasas fechas han reclamado al Gobierno central cambiar la ley de propiedad horizontal, que requiere el apoyo de la mitad más uno en las comunidades de vecinos para hacer, por ejemplo, obras en un portal. Y es que, señala Gumiel, "hay muchas personas con discapacidad que no se pueden pagar esas reformas que necesitan"

Utilizamos cookies para mejorar nuestro sitio web y para ofrecerle contenidos más interesantes. Para obtener más información sobre las cookies y cómo eliminarlas, consulte nuestra Política de Privacidad.

Sí, acepto cookies de esta web