Imprimir

Logroño primará las ofertas que añadan mejoras a las obras del fondo estatal

on . . Visitas: 622


El nuevo pliego de condiciones otorgará menos puntos por las bajas en las propuestas y reducirá la garantía provisional

M. J. LUMBRERAS LOGROÑO.

La experiencia acumulada en el 2009 ha aconsejado realizar cambios. El primer año de contratación de obras a través del Fondo de Inversión Local (FEIL) ha servido al Ayuntamiento de Logroño para extraer conclusiones y matizar las condiciones de contratación.

¿Cuáles van a ser las novedades? Durante el 2009, las bajas en las propuestas fueron importantes a la hora de decidir entre una oferta u otra. En los contratos de este año también lo serán, pero menos. Si antes la baja ofrecida podía otorgar entre 35 y 40 puntos, ahora se quedará en 16. Y nace un nuevo criterio, el de las mejoras o soluciones variantes. Quien plantee alternativas interesantes en cuanto a calidades o en cuanto a formas constructivas puede sumar hasta 30 puntos.

El año pasado, Logroño tuvo acceso hasta 26 millones de euros del FEIL y, a cuenta de las bajas, se adjudicaron hasta 20, si bien después se hicieron reformados con mejoras de hasta cuatro millones de euros. Esta vez se trata de dejar las cosas más atadas desde el principio y de ahorrarse los trámites de las ampliaciones citadas.

En materia de empleo, se pone un tope para evitar que haya quien exagere sólo para conseguir puntos. Habrá un máximo de 20 y ya no se podrán lograr más por este concepto. A partir de ese punto razonable, «entendemos que no hay fundamento real; no queremos fraudes», aseguró ayer el portavoz municipal y concejal de Hacienda, Vicente Urquía, quien reparó en lo difícil que resulta controlar que efectivamente trabajan todas las personas que se señalan pese a los controles que se efectúan con tal fin.

Garantía provisional

Hay además otras novedades, como la menor garantía provisional que se va a exigir a los adjudicatarios. Hasta ahora, era del 5 por ciento, mientras que a partir de este momento pasa a ser del uno por ciento. Urquía insistió en el interés de la garantía provisional para «asegurar la solvencia» de la firma con la que se contrata. Las que vayan a presentar ofertas a partir de ahora precisarán menor aval bancario, señaló. Y, a igualdad de condiciones de las proposiciones, tendrán preferencia las empresas que contraten a personas con discapacidad o integrantes de colectivos en riesgo de exclusión o que apuesten por la igualdad de géneros, entre otros supuestos.

Por último, Urquía indicó que las empresas tendrán un plazo de trece días para presentar las distintas ofertas a medida que se vayan aprobando los pliegos de condiciones y también se establece un límite a la subcontratación, que se fija en el sesenta por ciento. «Es mucho, pero ya se señala que no se puede subcontratar todo», apuntó el edil.

 

Utilizamos cookies para mejorar nuestro sitio web y para ofrecerle contenidos más interesantes. Para obtener más información sobre las cookies y cómo eliminarlas, consulte nuestra Política de Privacidad.

Sí, acepto cookies de esta web