Imprimir

Unos 200 haitianos reciben a Bill Clinton con protestas y quejas por la falta de ayuda

on . . Visitas: 673


La jefa de los misioneros detenidos y fundadora de la oenegé, Laura Silsby, tiene un historial de demandas en Idaho

El ex presidente estadounidense Bill Clinton llegó ayer a Haití, y lo hizo a la sede temporal del Gobierno, donde lo esperaban unas 200 personas que reclamaban carpas tras pasar tres semanas a la intemperie.

El ex mandatario, designado por el secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, como coordinador de la ayuda internacional, entró en una comisaría policial adaptada como sede del Ejecutivo, mientras unos 200 haitianos que llegaron desde el barrio Pont-Rouge (norte de Puerto Príncipe), se quejaban de sus condiciones de vida.

«Nuestros niños se están quemando por el sol. Tenemos derecho a tener carpas. Tenemos derecho a un alojamiento», declaró Mentor Natacha, de 30 años, madre de dos niños.

Ayer, las autoridades de la isla elevaron a 212.000 las víctimas mortales que dejó el seísmo de enero.

Una hora antes de la llegada de Clinton, los diez misioneros estadounidenses acusados de haber intentado secuestrar 33 menores haitianos, y que están detenidos en ese edificio de la comisaría, habían salido con destino a la Fiscalía para que se examinase la petición de libertad condicional que solicitaron, indicó su abogado Edwin Coq.

«Estoy trabajando para que puedan ser liberados hoy [por ayer]», explicó el letrado.

La representante del grupo, Laura Silsby, cuenta con un largo historial de denuncias contra ella en Idaho, que incluyen demandas laborales de sus empleados que no recibían sus salarios, según publicó ayer The New York Times. Silsby creó la organización no gubernamental New Life Childrens Refuge (Refugio de Niños Nueva Vida), y fijó la dirección de la ONG en una casa en el barrio de Meridian, en la capital de Idaho, que Silsby adquirió en el 2008 por 358.000 dólares, pero que el 7 de diciembre pasado perdió debido a que desde julio no pagaba la hipoteca. La residencia está ahora vacía y con un letrero de venta por hipoteca, según el diario neoyorquino. Además, la empresa de Silsby, un sitio web denominado Personal Shopper, ha sido objeto de al menos 14 demandas por parte de sus empleados por la falta de pago de la nómina. Personal Shopper, dedicada a proveer servicios para clientes por Internet, perdió nueve de los 14 casos presentados por sus empleados, por lo que tuvo que pagar 31.000 dólares en salarios y 4.000 en multas al estado de Idaho.

Utilizamos cookies para mejorar nuestro sitio web y para ofrecerle contenidos más interesantes. Para obtener más información sobre las cookies y cómo eliminarlas, consulte nuestra Política de Privacidad.

Sí, acepto cookies de esta web