Imprimir

El Senado de EE UU interroga a las empresas sobre la censura en China

on . . Visitas: 536

2010-02-04_ima1
Una comisión pide explicaciones a los gigantes de Internet y a las 'telecos'

El Senado de Estados Unidos, a través de su comité de Asuntos Judiciales, ha pedido información a 30 empresas tecnológicas con negocios en China para dilucidar si respetan derechos humanos básicos como la libertad de expresión en aquel país, según ha anunciado la oficina del senador Dick Durbin, de Illinois, que ha iniciado el trámite. Entre esas compañías se encuentran entidades norteamericanas, como Apple, Yahoo, Facebook y Twitter, y también empresas extranjeras con negocios tanto en EE UU como en China, como Skype, Nokia o Vodafone.

La decisión de Durbin, un demócrata que lidera el subcomité de Derechos Humanos, llega tres semanas después de que el mayor buscador de la Red, Google, anunciara que dejaría de colaborar con la censura a la que sometió a su buscador en chino durante cuatro años, en respuesta a un sofisticado ataque de unos hackers a los que diversos analistas y expertos en seguridad online han relacionado con agencias oficiales del Gobierno de Pekín.

"Felicito a Google por llegar a la conclusión de que cooperar con 'la gran muralla cibernética' de China es irreconciliable con sus responsabilidades en materia de derechos humanos", dijo el martes Durbin en un comunicado. "Google predica así con el ejemplo, enfrentándose a la incapacidad del Gobierno chino de respetar los derechos humanos fundamentales a la intimidad y a la libertad de expresión".

El martes por la noche (madrugada en España) el Senado en pleno aprobó unánimemente una condena al ataque del pasado diciembre por parte de los hackers chinos contra Google, que también afectó a otra treintena de empresas. Además exigió a Pekín una investigación exhaustiva. En duros términos, el senador que promovió la amonestación, el demócrata de Delaware Ted Kaufman, avisó al Gobierno de China de que "debería considerarse advertido por su uso de la tecnología para silenciar a sus ciudadanos y restringir el libre flujo de información".

El año pasado, el senador Durbin envió una petición a diversas compañías internacionales para que se unieran a la Iniciativa de Red Global, una organización no gubernamental encargada, entre otras cosas, de controlar las buenas prácticas democráticas de las empresas de Internet en los países no democráticos. Gracias a la invitación del senador, se han unido a la incitativa compañías como Microsoft y Yahoo. Ambas, sin embargo, siguen censurando sus resultados en sus respectivos buscadores en chino, para adaptarse a las exigencias de Pekín.

El senador ha organizado una vista oral para el próximo 13 de mayo en la que participarán representantes de Google, Yahoo y Cisco, y en la que se analizará la "libertad global en Internet", según un comunicado de su oficina. "La vista cederá la palabra a Google y otras empresas sobre sus negocios en aquellos países que censuran Internet, así como a diversos representantes de la Administración (del presidente Barack) Obama sobre su esfuerzo para promover la libertad en Internet".

Durbin responde así a la exigencia de la Secretaria de Estado, Hillary Clinton, de que "ninguna compañía acepte forma alguna de censura en ninguna parte", según dijo en un discurso sobre libertad cibernética el 21 de enero. "En América, las empresas americanas deben ser más críticas", admitió.

La petición de información corporativa de Durbin incluye a redes sociales que, hasta ahora, se han mantenido al margen de la polémica de la libertad de expresión. Ni Facebook ni Twitter han firmado la Iniciativa de Red Global. Twitter, por su parte, ni siquiera respondió formalmente a la carta enviada el año pasado por Durbin. El senador ha incluido este año en su lista, además, a Amazon, IBM y RIM, fabricante de los teléfonos BlackBerry.

Utilizamos cookies para mejorar nuestro sitio web y para ofrecerle contenidos más interesantes. Para obtener más información sobre las cookies y cómo eliminarlas, consulte nuestra Política de Privacidad.

Sí, acepto cookies de esta web