Imprimir

Algo más que caridad

on . . Visitas: 722


Antes del terremoto, Haití ya contenía la mayor concentración de organizaciones de ayuda al prójimo del mundo. Más de 10.000, según Tracy Kidder, autor de «Montañas más allá de las Montañas». Y no parece que hayan tenido gran éxito en su misión. La solidaridad internacional se volcará en ese país durante un par de días. EE.UU. sentirá que tiene un compromiso histórico y, una vez más, hará un conato de intervención humanitaria. Las 10.000 organizaciones de ayuda volverán al terreno... Y si no hay un cambio de estrategia en profundidad, todo volverá a ser igual.

Más allá de la ayuda humanitaria, de la imprescindible asistencia económica y de la necesidad de reforestación, Haití necesita Estado y sociedad civil: jueces, policías, escuelas, prensa, universidades, asociaciones ciudadanas... No son lujos. Son los cimientos que sostienen el entramado institucional de un Estado. Haití es uno de los más escandalosos ejemplos del fracaso de EE.UU. y Europa en la tarea de reconstrucción de un Estado fallido. Bill Clinton auspició una bienintencionada intervención en 1994, pero dos años después ya se había cansado, y puesto fin a una operación que nunca contó con el consenso político en su propio país.

Los sucesivos gobiernos de Haití se han sumido en una espiral de corrupción y guerracivilismo. Y aunque la mayoría de las ONG hagan una heroica tarea en inclementes infiernos, tal vez sea necesario un debate sobre los límites de su eficacia. Y una mayor fiscalización de ese proliferante universo de siglas humanitarias.

La reconstrucción de Estados fallidos es el reto del siglo XXI. Mientras no seamos capaces de acometer esta tarea, perderemos todas las guerras. Haití puede ser la oportunidad. Pero la reconstrucción de un Estado requiere mucho más tiempo, consenso, ideas y, sobre todo, recursos de lo que cualquier gobierno está dispuesto a dar en estos tiempos de crisis.

Utilizamos cookies para mejorar nuestro sitio web y para ofrecerle contenidos más interesantes. Para obtener más información sobre las cookies y cómo eliminarlas, consulte nuestra Política de Privacidad.

Sí, acepto cookies de esta web