Imprimir

Casi el 60% de los españoles de entre 18 y 34 años viven todavía con sus padres

Escrito por diagramgen on . . Visitas: 460

farodevigo

Casi el sesenta por ciento de los jóvenes españoles de entre 18 y 34 años vive aún con sus24-10-2012mer padres, lo que les convierte, junto a italianos, en los europeos que más tarde se marchan de casa. La decisión de independizarse se adopta cada vez más tarde, situándose ya la edad media de emancipación en España en los 29 años. La crisis, el modelo familiar y el contexto cultural están detrás de esta tardía emancipación Según el estudio "Jóvenes y emancipación en España", realizado por la Fundación de Ayuda contra la Drogadicción (FAD) y la Obra Social Caja Madrid, solo el 45,6% de los jóvenes españoles de entre 18 y 34 años se ha emancipado.

En Galicia, los jóvenes no son más precoces en su emancipación, ya que, según los últimos datos del Instituto Galego de Estatística (IGE), correspondientes a 2010, el 58,93 por ciento de los gallegos de entre 18 y 34 años viven aún con sus padres, un porcentaje que parece casi un calco del nacional (54,4%). Por provincias, según el IGE, la de Pontevedra es la que tiene más jóvenes sin emancipar en dicha franja de edad, con un 60,3 por ciento, seguida de Ourense (59,4%), Lugo (58,1%) y A Coruña (57,7%).

Según el estudio "Jóvenes y emancipación en España", las que más se atreven a emanciparse son las mujeres, un 51,1 por ciento del porcentaje total de los jóvenes emancipados. Sin embargo, más de la mitad de los jóvenes de entre 18 y 34 años todavía no ha dado el paso de vivir por su cuenta y el primer condicionante es el desempleo juvenil, que alcanza un 52,1%, cuando en Alemania no llega al 8%.

La edad de acceso al primer empleo en España es de 18,8; los años de intervalo entre el primer empleo y la salida del hogar es de 2,9, y la transición entre escuela y primer trabajo es de 34,6 meses, unas cifras que se alejan de las de Alemania y Bélgica.

La segunda variable es el precio de la vivienda, que en la última década ha subido muy por encima de su valor real, con lo que la adquisición de una implica una capacidad de endeudamiento por encima de lo posible. Tampoco el alquiler parece ser una alternativa fácil ya que los jóvenes que trabajan tienen que dedicar una media del 42% de su sueldo para poder alquilar una casa y solo el 55% pueden hacer frente a todos sus gastos. Además, el alquiler continúa teniendo una connotación negativa frente a la compra. En este sentido, solo un 16,7 %de los jóvenes prefiere un piso alquilado a uno en propiedad.

Sin embargo, en la emancipación también pesan factores culturales.En este sentido, en España prima el modelo tradicional familiar, donde la emancipación no se produce al margen de la familia, sino en su seno, en base a estrategias consensuadas. Los padres opinan que los hijos no se tienen que ir de cualquier manera, y los jóvenes que no merece la pena abandonar la casa familiar si es para perder calidad de vida, según Eusebio Megías, coordinador del estudio. Así, los jóvenes de entre 18 y 20 años no tienen el deseo de la emancipación y no la ven ventajosa respecto a lo que ya se posee.

Utilizamos cookies para mejorar nuestro sitio web y para ofrecerle contenidos más interesantes. Para obtener más información sobre las cookies y cómo eliminarlas, consulte nuestra Política de Privacidad.

Sí, acepto cookies de esta web