Imprimir

Los ojos del 'slum'

Escrito por diagramgen on . . Visitas: 406

elmundo

03-06-2012jeLas mañanas transcurren entre trabajos y clases. Las noches, entre violencia doméstica y alcohol. Pero los niños siempre sacan tiempo y ganas para jugar entre ratas y toneladas de basura. Es su día a día en un 'slum' de Calcuta. Una rutina que 14 de ellos han querido retratar con cámaras fotográficas. Para contar, con sus ojos inocentes, sus historias de la infancia.

La idea partió de la ONG Amavida y de la escuela Joyjeet das Memorial School, ubicada en el propio 'slum' (zonas marginales de chabolas). Después de unas sencillas lecciones, los niños estuvieron cuatro meses fotografiando con máquinas de usar y tirar lo que para ellos es normal, lo que ven desde que se levantan. Desde los momentos dedicados a la higiene personal y las tareas domésticas a las celebraciones por cualquier motivo, pues como explica Husna Khatun, de 14 años, "se dice que en India hay más festivales que meses tiene el año. Celebramos todos por igual, de todas las religiones. No hacemos discriminación ninguna, porque la humanidad está por encima de toda religión".

Para Aleya, de 10 años, es normal ver a niños más pequeños que ella cargar con ladrillos en la cabeza, porque "hay una cantina donde trabajan muchas familias y sus hijos, que no pueden estudiar porque no tienen dinero". Para Arsad, de 11 años, lo habitual es pasar tiempo con los conductores de rickshaw, pues su abuelo es uno de ellos, "y está muchas horas trabajando para ayudar a la familia". Y a Sohan es normal verle rodeado de animales. "Es que están por todas partes. Hay vacas, búfalos, perros, gatos... Son mis amigos", explica él.

No conocen otra realidad fuera de las chabolas en las que habitan, agolpadas unas junto a otras. Pero saben que existe una vida mejor. Y, pese a que son felices la mayor parte del tiempo, sueñan con salir algún día del 'slum', con ser policías o ingenieros y con llevar dinero a casa.

Lo que más les gusta a casi todos de su 'barrio' es la cantidad de puestos callejeros de frutas y verduras que hay. Y jugar al cricket, el deporte nacional. Lo que peor llevan es la suciedad. "En nuestra zona no hay espacio entre casas. Están pegadas y sin aire. No tenemos agua y el slum está muy sucio. Nadie lo limpia. Cada uno trata de hacerlo, pero es muy difícil", dice SK Sameer, de nueve años. Sarina, de 13, añade que "todo el mundo teme la llegada de fuertes lluvias, porque todo se inunda, la basura flota y salen muchas ratas".

Uno de los principales problemas es la falta de agua. Ayesha y Abdul, de 12 y 13 años, respectivamente, se levantan cada día a las 5 de la mañana y, tras recibir las bendiciones de su familia, recorren largas distancias y hacen colas para coger cubos de agua. Si no van ellos, son las mujeres las que se encargan.

No es el único contratiempo del 'slum'. La violencia familiar y vecinal también está a la orden del día. Sobre todo cuando oscurece y muchos hombres regresan borrachos a las casas. Pero aunque lo pasen mal a ratos, los niños vuelven a jugar y a reír al día siguiente.

Utilizamos cookies para mejorar nuestro sitio web y para ofrecerle contenidos más interesantes. Para obtener más información sobre las cookies y cómo eliminarlas, consulte nuestra Política de Privacidad.

Sí, acepto cookies de esta web