Imprimir

2,2 millones de niños viven ya por debajo del umbral de la pobreza en España

Escrito por diagramgen on . . Visitas: 380

elcorreo

22-05-2012jeLas consecuencias de la crisis que azota España se está cobrando una víctima silenciosa, casi imperceptible para los políticos y para la sociedad en general. Unicef puso ayer el grito en el cielo y dio un serio aviso sobre la situación crítica que están viviendo miles de familias, donde 714.000 hogares con niños tienen a todos sus adultos sin trabajo. En España, entre 2008 y 2010, atravesaron el umbral de la pobreza otros 205.000 menores. En total, son 2,2 millones los que están en esta situación. Se reparten por todo el país, aunque esta dramática situación se ha cebado sobre todo con dos colectivos, en muchos casos unidos en uno solo: las familias inmigrantes y las parejas más jóvenes con niños pequeños. Son estos últimos, los que empezaron a formar una familia hace cerca de un lustro, los que se han visto más azotados por el paro. Unicef recalca en su 'Informe en España 2012-2013' que entre 2007 y 2010 han aumentado en un 120% los hogares donde no entra un sueldo a final de mes.

Los niños no son ajenos a la crisis que les rodea. «Se dan cuenta de las cosas porque ven que sus padres reducen los gastos, por ejemplo, de actividades extraescolares», indicó Paloma Escudero, presidenta de esta organización de la ONU en España. También recalcó que estas familias que se asoman al umbral de la pobreza o pobreza relativa -se toma como baremo a una pareja con dos niños menores de 14 años e ingresos inferiores a 16.436 euros anuales- corta primero el ocio, para luego pasar la tijera por todos los aspectos posibles, incluida la alimentación. «Frente a esta situación, los niños están en una situación de debilidad, con un ambiente familiar en deterioro», apuntó Escudero. Además, el 37% de las familias es incapaz de afrontar unos gastos imprevistos.

Uno de cada cuatro

Estos efectos de la paupérrima situación económica han provocado también que la pobreza infantil, establecida durante años alrededor del 24% de la población menor de edad, se haya incrementado en 2010 hasta el 26,5%, es decir, uno de cada cuatro -20,1% en Euskadi-. El indicador de riesgo de pobreza o exclusión social de la Unión Europea (Arope, en sus siglas en inglés) sitúa en el 27,1% la cifra de niños que están en riesgo de pobreza. Unos porcentajes a los que nunca se había llegado en España en las últimas décadas, según Unicef, y que coloca a la infancia como el colectivo de edad más pobre de España por encima de los mayores de 65 años. «El punto de inflexión fue 2010», explicó Marta Arias, una de las autoras del estudio. El incremento de los niveles de pobreza infantil unido a la protección de las pensiones han provocado este cambio.

La coyuntura no solo ha conllevado que la población infantil sea pobre, sino que los que ya lo eran lo sean más. La persistencia y la intensidad de la crisis han provocado que aquellas familias encuadradas en la pobreza crónica, formada por aquellos que llevan tres de los cuatro últimos años bajo el umbral de la pobreza, ha aumentado en un 53% en los últimos tres años. El porcentaje de menores de 18 años que viven en hogares de los llamados de pobreza alta -familia con dos niños menores de 14 años con ingresos inferiores a 10.983 euros- fue en España del 13,7% en 2010 y han crecido más de cuatro puntos desde 2008. Es la cifra más alta de la antigua Europa de los 15; y en la de los 27, solo está superada por Rumania y Bulgaria.

Con este panorama, Unicef alertó a las autoridades de que si no se actúa de forma inmediata, se compromete el crecimiento y el bienestar de toda la sociedad a medio y largo plazo. «Los niños tienen que estar en el corazón de las decisiones políticas. Es justo y ético defenderlos porque es una apuesta de futuro», indicó Escudero. El organismo de protección a la infancia pide al Ejecutivo que proteja las inversiones para la lucha contra la pobreza, la salud, la educación y la protección; promover la cooperación de las diferentes administraciones y, sobre todo, elaborar un plan nacional contra la pobreza infantil, «dando un nuevo enfoque a los sistemas generales de servicios, prestaciones, transferencias públicas, impuestos y desgravaciones fiscales a las familias».

Utilizamos cookies para mejorar nuestro sitio web y para ofrecerle contenidos más interesantes. Para obtener más información sobre las cookies y cómo eliminarlas, consulte nuestra Política de Privacidad.

Sí, acepto cookies de esta web