Imprimir

ONG denuncia que la ineficacia de la justicia en Haití tiene a 4.217 personas en prisión preventiva

on . . Visitas: 539

elcorreo

La ONG Action Citoyenne pour le Respect des Droits Humains (Acredh) denunció hoy ante la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH) que laprision_preventiva "lenta" e "ineficaz" justicia haitiana mantiene en las cárceles a 4.217 personas en prisión preventiva, del total de 5.600 presos en el país.

M. La Cruerre, uno de los directivos de la organización, lamentó que a pesar del apoyo financiero y técnico de la comunidad internacional que ha recibido el Gobierno haitiano, no se han hecho los cambios necesarios para mejorar el sistema judicial y carcelario.

"A pesar de los gastos desorbitados, los resultados: ningún cambio real", manifestó el activista en una audiencia ante la CIDH en Washington, donde esta semana el organismo autónomo de la Organización de Estados Americanos (OEA), que vela por los derechos humanos en el continente, celebra su 143 periodo de sesiones.

"El sistema judicial no es eficaz, es sumamente lento y continúa sufriendo las debilidades fundamentales: la corrupción, la mala aplicación de las leyes y los acuerdos", señaló.

Los casos de abuso de los miembros de cuerpos y fuerzas de seguridad, las detenciones arbitrarias con uso "excesivo" de la fuerza y la detención prolongada de "supuestos inculpados", lamentó, "no son nada nuevo en Haití".

En cuanto a las situación en las cárceles y comisarías, "el sistema entero está fallando" ya que según ha constatado su organización las condiciones son "degradantes", no hay suficientes alimentos ni agua potable, las instalaciones sanitarias son deficientes y hay dificultad de acceso médico a pesar de la amenaza del cólera.

"Los fiscales tienen varios meses para presentar a los detenidos las causas" y según dijo hay casos de están pendientes de juicio desde 2009.

Según indicó, de los cerca de 5.600 detenidos en el país, sólo 1.324 han sido condenados por cometer un delito. Mientras, 4.217 están en detención provisional, en su mayoría "no por delitos graves", dijo, al denunciar la "complicidad, la corrupción y la falta de efectivos" para llevar una política carcelaria adecuada.

Asimismo, también señaló el encarcelamiento y hacinamiento de menores en prisiones de adultos, pese a que la legislación haitiana prevé centros de reeducación para ellos y estipula que "bajo ningún motivo" deben ser encarcelados.

Como ejemplo citó la cárcel de Pietonville donde una veintena de niñas entre 11 y 17 años están hacinadas en una celda para cuatro, expuestas a humedades, olores desagradables y suciedad.

Por su parte, el representante permanente de Haití ante la OEA, Duly Brutus, recordó que el nuevo Gobierno acaba de instalarse y todavía no hay directrices, pero dijo ser consciente de las "debilidades" y de las "necesidades" de la Justicia haitiana.

Brutus señaló que se trata de un problema "mucho más complejo de lo que se plantea" porque viene de tiempo atrás y valoró la labor de los defensores de derechos humanos para impulsar al Gobierno a que actúe de forma "mucho más eficaz".

Deseó que haya un reencuentro con las ONG y contribuyan a definir un plan de trabajo, con el respaldo de la CIDH, para buscar las mejores formas de resolverlos.

"Tienen que seguir adelante presionando para que se haga lo que tiene que hacerse", señaló.

En este sentido, señaló que "el establecimiento de un Estado de derecho constituye uno de los pilares de la política del presidente Martelli".

Utilizamos cookies para mejorar nuestro sitio web y para ofrecerle contenidos más interesantes. Para obtener más información sobre las cookies y cómo eliminarlas, consulte nuestra Política de Privacidad.

Sí, acepto cookies de esta web