Imprimir

La falta de ayudas hace peligrar los pisos de acogida para niños con cáncer

on . . Visitas: 705

diariodeMallorca

El presidente de la Asociación de Padres de Niños con Cáncer de Baleares (Aspanob), Jaime Coll, denuncia que su institución no ha recibido ninguna ayuda del Govern en lo que llevamos de año y que la situación está muy negra.

"Llevamos todo este ejercicio viviendo de recursos propios pero ya estamos en el mes ocho del año y ya se nos están acabando. Y peligra el mantenimiento de nuestros tres pisos que acogen a niños y ancianos con cáncer desplazados desde Menorca y Eivissa y la part forana para recibir tratamientos oncológicos en Palma así como los dos que tenemos en Barcelona para los enfermos que han de recibir asistencia sanitaria allí", advierte Coll.

"De la misma manera, nuestros empleados han cobrado las nóminas de julio pero las de este mes están en el aire", acaba de pintar su presidente el negro panorama por el que pasa esta asociación creada en 1987 y que ya ha atendido a más de 850 niños y niñas de las islas con cáncer.

Aspanob cuenta con tres pisos en Palma, uno frente a Son Dureta ya que en el viejo hospital se siguen dispensando tratamientos de radioterapia mientras se ultiman las instalaciones que acogerán la nueva maquinaria en Son Espases a partir del mes de noviembre, y otros dos en las cercanías del nuevo hospital de referencia.

"En el de Son Dureta tenemos espacio para cuatro familias, esto es, cuenta con cuatro habitaciones, mientras que en los dos de La Real tenemos espacio para seis familias", explica Coll, que revela que con el paso del tiempo se dieron cuenta de la necesidad de optimizar el rendimiento de estas habitaciones y por eso decidieron crear también Adamob, Asociación de Ayuda al Enfermo Oncológico de Balears, para acoger de la misma manera a las personas mayores desplazadas de sus residencias habituales para recibir estas terapias anticancerígenas.

"La condición fue que los adultos podían ocupar las habitaciones siempre y cuando estuvieran desocupadas pero con el compromiso de que cuando fueran necesarias para albergar a un menor, las tendrían que dejar libres", explica el presidente.

Ahora, estas asociaciones están pasando por momentos muy duros ya que, como revela Jaime Coll, si a lo largo de 2010 recibieron subvenciones institucionales por valor de unos 350.000 euros, hasta el momento no han percibido ninguna cantidad.

"Tenemos pagos aprobados y firmados por el anterior Ejecutivo. El problema es que si antes los bancos te adelantaban el dinero al presentar estos documentos, ahora no quieren saber nada de subvenciones", se lamenta el máximo responsable de la asociación.

Otro de los frentes que preocupan a Jaime Coll es el pago de las nóminas de sus empleados. Aspanob y Adamob cuentan con una plantilla de diez profesionales entre los que se encuentran, aparte de personal administrativo, educadores sociales y psicólogos que ayudan a los enfermos oncológicos a pasar ese difícil trance. "Y son grandes profesionales que llevan mucho tiempo en la asociación y a los que hay que pagar un salario digno", recalca.

Una de las principales reclamaciones de Aspanob consiste en que la conselleria de Salud decida construir unos pisos para pacientes y acompañantes de las islas menores en las inmediaciones de Son Espases. La gerente de esta asociación, Eulalia Rubio, ha manifestado que, después de una reciente entrevista con el nuevo presidente del Govern balear, José Ramón Bauzá, "se han abierto de nuevo las esperanzas de que el proyecto arquitectónico sea recuperado y, finalmente, llevado a cabo".

Utilizamos cookies para mejorar nuestro sitio web y para ofrecerle contenidos más interesantes. Para obtener más información sobre las cookies y cómo eliminarlas, consulte nuestra Política de Privacidad.

Sí, acepto cookies de esta web