Imprimir

La quiebra de Diputación deja en el limbo a 82 niños saharauis

on . . Visitas: 564

elalmeria

La Asociación de Amigos del Sáhara recibió la promesa de una donación de 25.000 euros por parte del expresidente de la Diputación de Almería, Juan Carlos Usero, el pasado 20 de mayo. La transferencia jamás se produjo y ahora, el nuevo Gobierno encabezado por Gabriel Amat, asegura que la Administración provincial está en números rojos y no puede cumplir con lo prometido.

La Asociación por su parte contaba con esta partida para completar la financiación de los viajes de 82 niños saharauis que pasan el verano el Almería gracias al programa Vacaciones en Paz.

Tanto el presidente de la Asociación, José David Iglesias, como el actual portavoz y vicepresidente de Diputación Javier Aureliano García, coinciden en que el dinero saldría de un convenio entre la corporación provincial y Cajasol.

Una carta firmada por Juan Carlos Usero a la Asociación asegura que Diputación de Almería destinaría 197.000 euros de un "convenio marco de colaboración entre la Fundación Cajasol y la Excma. Diputación Provincial" con el objeto de "establecer financiación para el desarrollo de programas de diversas asociaciones sin ánimo de lucro en la provincia entre las que figura la Asociación de Amigos del Sáhara, para el proyecto Vacaciones en Paz".

Según la carta, "la efectividad del citado convenio requiere que, previamente, la Corporación Provincial realice la modificación presupuestaria en la que se incluyan las aplicaciones referidas a las correspondientes subvenciones nominativas". Sin embargo, este convenio jamás llegó a firmarse.

En este escrito se habla del dictado de resolución número 739/2011, fechado el 18 de mayo. La carta fue remitida a la Asociación el 20 de mayo, dos días antes de que se celebraran las elecciones municipales.

Según asegura el portavoz de Diputación, Cajasol se había comprometido a destinar este dinero como contrapartida al depósito de 6 millones de euros de las cuentas de tesorería de Diputación que habían sido depositadas en la caja.

Sin embargo, el acuerdo se basaba en un convenio firmado "de forma propia" por el expresidente de la Diputación Provincial que jamás pasó por la Junta de Gobierno. "Eso es agua de borraja", asegura Javier Aureliano García, quien destaca que "jugaron con la ilusión de esos niños" y con el trabajo solidario realizado por la Asociación.

La carta firmada por Usero es una mera "declaración de intenciones", puesto que todavía "no había convenio" con Cajasol.

José David Iglesias fue muy contundente ayer durante un acto celebrado en el Palacio Provincial. "Diputación de Almería prometió 25.000 euros para completar el ciclo de Vacaciones en Paz y el convenio se esfumó. No tenemos dinero para devolver a los niños a sus casas en los campamentos", aseguró.

Iglesias explicó que años atrás, cuando la economía lo permitía, llegaron a traer hasta 240 niños en verano. Este año preveían costear el viaje "de 120 o 130 niños". De hecho, esperaron hasta úlitmo momento para calcular de qué dinero disponían. Contando con la subvención de 25.000 euros, determinaron que este verano viajarían 82 niños. Ahora no diponen de dinero para costear los viajes de vuelta.

Javier Aureliano García alega que la anterior corporación "ha dejado las arcas provinciales en quiebra" y les es imposible firmar un convenio extraordinario para sufragar estos gastos. Según el portavoz de la Diputación, están pagando deudas del anterior Gobierno tales como viajes, cuentas en restaurantes y en agencias de turismo extranjeras. "La Diputación tiene un endeudamiento del 121%".

Utilizamos cookies para mejorar nuestro sitio web y para ofrecerle contenidos más interesantes. Para obtener más información sobre las cookies y cómo eliminarlas, consulte nuestra Política de Privacidad.

Sí, acepto cookies de esta web