Imprimir

Microfinanzas, luz de esperanza para los pobres

on . . Visitas: 511

madre3Sambari Naik nunca fue a la escuela, pero está decidida a darle una educación a su hija Rebati. A esta niña de 13 años no la iba muy bien en sus estudios cuando sólo podía leer a la luz de una vacilante lámpara de queroseno.

Pero las cosas cambiaron cuando Sambari, de 45 años, compró un sistema de energía solar por tan sólo 900 rupias (20 dólares) gracias a un plan de microfinanzas de la Agencia de Bienestar Social Integrado de Bharat (BISWA), organización sin fines de lucro que trabaja en 18 estados de India y con sede en el oriental de Orissa, uno de los que tiene más bajos indicadores socioeconómicos.

A Rebati ahora le va bien en la escuela, mientras que Sambari y su esposo Khedu trabajan en el horno de ladrillos cerca de su aldea de Ankhadihi, en la provincia de Sambalpur.

La pareja gana 140 rupias (tres dólares) por almacenar 800 ladrillos diarios. Pero la mayoría de los días ganan más, haciendo horas extras en la noche. Los Naik ahora pueden ahorrar 200 rupias (cinco dólares) al mes ya que no tienen que comprar los entre seis y ocho litros de queroseno que necesitaban para encender las cocinas a leña y las lámparas. Con ese dinero pueden pagar el préstamo que recibieron de BISWA.

"Estas nuevas linternas alumbran todas las esquinas de nuestra casa de una habitación aun durante tormentas y lluvias, y no se apaga como las de queroseno. Podemos ir a hacer nuestras necesidades sin miedo a las serpientes", dijo Khedu.

Los Naik pertenecen al Grupo de Autoayuda de Sambalpur, que recibió asistencia de BISWA, asociada al Instituto de Energía y Recursos, con sede en Nueva Delhi, que provee fuentes de energía renovables a los pobres a través de microfinanzas.

BISWA intenta cubrir más aldeas en los vecinos estados de Chhattisgarh y Jharkhand.

La organización comenzó en 1994 extendiendo microcréditos a los pobres, en su mayoría mujeres, para que pudieran incrementar sus ingresos a través de pequeños negocios. Su estrategia era lograr converger las finanzas sociales con las iniciativas de desarrollo.

Miles de mujeres como Sambari vinculadas a grupos de autoayuda se han beneficiado de BISWA. Las finanzas sociales permiten que sus hijos reciban educación superior y les permite combatir la malaria a través de préstamos a la salud y acceso a agua potable e instalaciones médicas.

La capital de Orissa, Bhubaneswar, es una de las ciudades de más rápido crecimiento en el este de India. Mientras convierte su zona histórica de 2.000 años de antigüedad en un centro turístico internacional, el gobierno local intenta erradicar la práctica común de que las personas hagan sus necesidades al aire libre.

En el tugurio de Gyana Nagar, con 87 hogares, en el corazón del área patrimonial de Bhubaneswar, 24 mujeres de cuatro grupos de autoayuda recibieron préstamos de BISWA de entre 8.000 y 17.000 rupias (entre 180 y 380 dólares) en 2008 para reconstruir viejos baños y edificar nuevos.

"Aunque el préstamo es solicitado por las mujeres, toda la familia entiende su importancia y se encarga de pagarlo", dijo el prestatario Mini Behera. Muchas mujeres como Sambari Naik y Mini Behera dicen que los beneficios de estos créditos le han dado una mayor voz dentro del seno familiar.

Los microcréditos fortalecen la capacidad de los pobres para alcanzar los Objetivos de Desarrollo de la Organización de las Naciones Unidas para el Milenio, señaló el fundador y presidente de BISWA, Khirod Chandra Malick.

La organización trabaja junto a un millón de mujeres rurales en India, y el número de los que se benefician de su programa de microfinanzas está creciendo.

"Las microfinanzas son una herramienta clave contra la pobreza. Cuando los más pobres, especialmente las mujeres, reciben préstamos, se convierten en actores económicos y se ven potenciados", destacó Malick.

"Pueden mejorar no sólo su sus propias vidas sino también la de sus familias, de sus comunidades y de sus naciones. Las microfinanzas pueden contribuir a que el crecimiento económico de India sea más inclusivo", añadió.

BISWA trabaja con varias organizaciones, entidades corporativas y agencias de gobierno relevantes, y otorga los créditos a través de grupos de autoayuda, que se pagan mensualmente con tasas de interés cada vez más bajas.

"Este modelo es clave para la sustentabilidad de las microfinanzas de BISWA", dijo Jharana Mishra, gerente de investigación y documentación de la organización. (ips)

Utilizamos cookies para mejorar nuestro sitio web y para ofrecerle contenidos más interesantes. Para obtener más información sobre las cookies y cómo eliminarlas, consulte nuestra Política de Privacidad.

Sí, acepto cookies de esta web