Imprimir

Cada minuto un niño sufre un accidente laboral

on . . Visitas: 371

elmundo
13-06-2011Ayer, como todos los 12 de junio de cada año, se celebra el Día Mundial contra el Trabajo Infantil bajo el lema 'Eliminemos el trabajo peligroso'. Y ha sido precisamente este día el que ha elegido la OIT para sacar a la luz los últmos datos sobre la situación actual del trabajo precoz. Con ello espera concienciar a la población y alcanzar el objeto de su lucha: la erradicación de las peores formas de trabajo infantil en 2016.

De los 215 millones de menores que se estima trabajan en todo el mundo, 115 millones lo hacen en trabajos peligrosos. O lo que es más alarmante, cada minuto hay un niño que sufre un accidente, enfermedad o trauma relacionado con una actividad laboral, según afirma el informe.

Los menores de edad son mucho más vulnerables a los accidentes laborales y registran un número de muertes mayor que los adultos. Es por eso que la OIT implora el compromiso internacional de todos los estados para asegurar la escolarización, al menos hasta que se alcance la edad mínima para ejercer un empleo (que suele ser por lo general a los 16 años, dependiendo de la legislación de cada país), para acabar con la explotación infantil.

Menos niñas, más niños

El informe transcribe como dato alentador el descenso del número de menores entre cinco y 17 años ocupados en a trabajos peligrosos entre 2004 y 2008. Pero también señala que ha aumentado en un 20% la actividad en la franja de los 15 a los 17 años, (de 52 a 62 millones), sobre todo en el caso de los varones, implicados generalmente el sector agrícola, la pesca, forestales, acuicultura o cultivos de subsistencia y comerciales.

Por otro lado el número de niñas trabajadoras, involucradas en su mayor parte en tareas domésticas o con fines de explotación sexual, ha descendido de manera significativa, por lo que dejaría el porcentaje global en un 60% de niños frente a al 40% de niñas. "A pesar de los importantes logros obtenidos durante la última década, continúa siendo demasiado alto el número de niños que trabajan", lamenta el Director General de la OIT, Juan Somavia.

El trabajo infantil tiene un fuerte impacto en el desarrollo de los menores y supone la desvinculación con los estadios que todo niño debe vivir. El mayor número de menores que realizan trabajos peligrosos está concentrado en la zona de Asia-Pacífico, de 852.895 millones de trabajadores 48.164 millones lo hacen bajo condiciones extremas (un 5,6% del total). Aunque si hablamos en términos porcentuales son los países del África Subsahariana los que presentan mayor nivel de alerta: un 15% del total (38.736 millones de involucrados en esferas de peligro de los 257.108 menores trabajadores).

América Latina y Caribe representan un 6,7% del total, 9.436 millones de 141.043 millones de implicados. Aunque la idea de trabajo infantil siempre se relacione a los países del Tercer Mundo, el informe de la OIT muestra que también hay varios focos localizados en las zonas más pobres de Europa y Estados Unidos (un 5,7%).

Para evitar que continúe dicha escalada es crucial la labor de cada estado en su propia lucha interna contra las peores formas de trabajo infantil: "Gobiernos, empleadores y trabajadores deben unir fuerzas para liderar el diseño y la aplicación de olíticas y acciones destinadas a erradicar el trabajo infantil. La persistencia del trabajo infantil es reveladora del modelo de crecimiento que tenemos en la actualidad. Ahora es urgente terminar con trabajos que dañan la seguridad, la salud y la moral de los niños", resaltaba Somavia.

¿Cómo se puede frenar?

Apenas faltan cinco años para llegar a la fecha límite fijada por la OIT para la erradicación total de las peores formas de trabajo infantil dentro de los Objetivos del Milenio de la ONU. De llegar a conseguirlo, 2016 puede ser un año decisivo para el porvenir de más de 100 millones de niños. Cada estado se enfrenta a la tarea de amoldarse a la legislación internacional y políticas de educación internas para poder desarrollar su propio programa de actuación.

Por ello es menester que se ratifiquen las Conveciones Internacionales vinculadas al trabajo infantil y se elabore una lista de trabajos peligrosos acorde con la realidad de cada país.

Desde la organización se pide a los gobiernos respnsabilidad ante los niños que ya han alcanzado la edad mínima para trabajar pero que están sujetos a situaciones de riesgo y desconocn por completo sus derechos legales en seguridad laboral. Actualmente 173 de los 183 miembros de la OIT se han comprometido con la erradicación total del trabajo infantil, dentro del proyecto internacional IPEC.

Utilizamos cookies para mejorar nuestro sitio web y para ofrecerle contenidos más interesantes. Para obtener más información sobre las cookies y cómo eliminarlas, consulte nuestra Política de Privacidad.

Sí, acepto cookies de esta web