Imprimir

La vista contra 'El Cuco' se inicia dos años después del crimen

on . . Visitas: 423

elCorreoDigital

24-01-2011El juicio contra el menor conocido como 'El Cuco', acusado de violar y asesinar a la joven sevillana Marta del Castillo la noche del 24 al 25 de enero del año 2009, hoy hace ya dos años, ha dado ya comienzo con la fase de cuestiones previas en el salón de plenos del edificio de la Audiencia Provincial de Sevilla, todo ello entre fuertes medidas de seguridad y escasa presencia de público.

De este modo, ha sido sobre las 9.45 horas de este lunes cuando se han cerrado las puertas del salón de plenos en el que el Juzgado de Menores número 3 de Sevilla enjuicia al menor, aunque la declaración de éste y de su padre tendrá que esperar hasta que se resuelvan las cuestiones previas, en las que por parte del abogado de la familia se instará al juez a plantear una cuestión de inconstitucionalidad para que el juicio contra el menor y el de los cuatro mayores de edad se celebren en una única vista oral.

Subsidiariamente, el letrado de la familia, José María Calero, solicitará que el juicio contra el menor se suspenda hasta que se celebre el relativo a los cuatro mayores de edad, como son Miguel Carcaño, Francisco Javier Delgado, María García y Samuel Benítez. Hay que destacar que han acudido a los juzgados del Prado de San Sebastián tanto el padre de Marta, Antonio del Castillo, como el abuelo, José Antonio Casanueva, y un tío, Javier Casanueva.

Asimismo, también se han acercado hasta el edificio judicial los padres del acusado, que han llegado con las caras tapadas por pasamontañas. El menor ha llegado en torno a las 8.00 horas.

Contradicciones

Durante la vista, 'El Cuco' proclamará su inocencia y afirmará que no estuvo en el piso donde se cometió el crimen ni trasladó el cadáver pues asegurará que pasó la noche del 24 de enero de 2009 de "botellona" con sus amigos. El abogado del menor, Fernando de Pablo, ha indicado que esta fue la primera declaración de su cliente ante la Policía nada más ser detenido, aunque no la que luego se aportó al Juzgado, en la que el chico reconoció haber participado en el traslado del cuerpo al río Guadalquivir.

En posteriores declaraciones ante el juez, Javier G.M., apodado 'El Cuco', dijo haber confesado porque la Policía le presionaba con detener a su familia, por lo que optó por decir que "sí a todo" lo que los agentes le iban relatando que había confesado su amigo Miguel Carcaño, presunto coautor de la violación y asesinato. Todos los detalles "se los inventó porque conocía muy bien la casa de Miguel" y para "dar mayor credibilidad a su declaración", según el texto de sus comparecencias.

Los hechos tuvieron lugar en la madrugada del día 24 al 25 de enero de 2009 en un piso de León XIII propiedad del hermano del asesino confeso, siendo detenidos a mediados de febrero de 2009 tanto Miguel Carcaño como su amigo Samuel Benítez, confesando el primero de ellos haber acabado con la vida de la joven y, posteriormente, haber arrojado su cuerpo al río Guadalquivir con la ayuda tanto de Samuel como de 'El Cuco'. Posteriormente, fueron detenidos el menor, el hermano de Miguel y, por último, la novia de Francisco Javier.

El amigo del asesino confeso fue detenido en los primeros minutos del sábado día 14 de febrero y reconoció los hechos ante la Policía Nacional, si bien posteriormente dijo al juez que era "inocente" y que se había autoinculpado por la presión policial. Aquella misma mañana, el menor ingresó en un centro cerrado por encubrir el crimen. La declaración de este implicado sirvió a la Policía para detener al hermano de Miguel.

Asimismo, el juez instructor del caso decretó el ingreso en prisión sin fianza para Miguel, Samuel y Francisco Javier Delgado, aunque estos dos últimos se encuentran actualmente en libertad, por lo que el único imputado que permanece en prisión, concretamente en la de Morón de la Frontera, es el asesino confeso, lo que ha provocado las más encendidas críticas tanto de la familia como de la sociedad civil.

Búsquedas

La búsqueda de la joven sevillana implicó un importante despliegue, que en un primer momento se desarrolló fundamentalmente en el río Guadalquivir, lugar donde, según la primera versión de Miguel Carcaño, habrían arrojado el cadáver, aunque en su último testimonio ante el juez instructor del caso aseguró que fue Samuel quien se desprendió del cuerpo empleando para ello el coche de un tío suyo. Incluso, la Policía Nacional llegó a tomar declaración al tío de Samuel Benítez, aunque fue puesto en libertad inmediatamente al comprobarse que no habría tenido nada que ver con la desaparición del cadáver de la joven. Tras la búsqueda en el Guadalquivir, se desarrollaron otros importantes despliegues tanto en el vertedero de Alcalá de Guadaíra como en una zanja ubicada cerca del domicilio de la menor, Rocío, con la que mantuvo una relación Miguel y en cuyo domicilio vivía este último en el momento de los hechos.

Desde el primer momento la familia de Marta del Castillo dio la cara en los medios de comunicación para que la desaparición de esta joven, mayor de tres hermanas que cursaba 4º de la ESO, no cayera en saco roto, solicitando y recogiendo firmas -se alcanzaron más de un millón- para que el Gobierno endureciera la pena en este tipo de casos, tal y como ya hiciera la familia de la menor onubense Mari Luz, presuntamente asesinada a manos de Santiago del Valle.

 

Utilizamos cookies para mejorar nuestro sitio web y para ofrecerle contenidos más interesantes. Para obtener más información sobre las cookies y cómo eliminarlas, consulte nuestra Política de Privacidad.

Sí, acepto cookies de esta web