Imprimir

Más de 2.000 familias piden ayuda porque sus hijos sufren acoso escolar

on . . Visitas: 388

LogoLasProvincias

«Mi niña de 8 años previsiblemente es víctima de acoso escolar. Desde que sufre esta situación tenemos que estar con ella hasta que suena el timbre de entrada a clase, no baja al recreo y pone mil excusas para no ir a clase de natación. Mi hija es muy alegre, es además, el prototipo de niña empollona, está federada a gimnasia rítmica y baila estupendamente, aspectos que creemos pueden molestar a sus 'amigas'».

Este es parte del extracto de una de las denuncias que ha recibido la Asociación Valenciana Contra el Acoso Escolar (Avalcae), una entidad que lleva poco tiempo en marcha en la autonomía pero que constantemente está recibiendo consultas de padres porque sus hijos son víctimas de 'bullying'. Un tormento psicológico que parece que es anecdótico si se tienen en cuenta los datos que arroja el Observatorio para la Convivencia Escolar de la Conselleria de Educación. Sólo un 0,03% del alumnado de Secundaria de la Comunitat Valenciana había sufrido algún tipo de acoso escolar en 2009 (se trata del último balance disponible).

«Al contrario, los casos están aumentando», afirma la responsable de Avalcae, María Canet. «Lo que pasa es que no salen a la luz pública porque en ocasiones la sociedad se pone al lado del agresor. Las redes sociales son responsables de parte de este incremento porque los acosadores se piensan que les da un anonimato».

La escasez de organizaciones que están volcadas exclusivamente en el tema del acoso escolar o 'bullying' dificulta aún más el abordaje del tema (lo que sí que hay son foros y blogs, la mayoría sin actualizar). Cuando se contacta con Encarna García, presidenta de la Asociación Contra el Acoso Escolar (ACAE), confirma estas dificultades: «Somos la única de ámbito nacional que llevamos años trabajando; es cierto que ha habido otras asociaciones, pero desgraciadamente han intentado mercantilizar con el acoso, un tema del que muchas veces se habla sin conocimiento».

La Comunitat Valenciana lidera el número de reclamaciones por bullying en todo el país. Según los datos recogidos por ACAE, es la autonomía más castigada, y de entre 8.000 y 10.000 consultas telefónicas que atiende el equipo de la asociación en un año, más de dos mil proceden de la Comunitat Valenciana. ¿El motivo? García lo achaca a la falta de respuesta de la Conselleria de Educación y echa por tierra los datos de la Administración porque «se trata de un observatorio y su nombre lo dice bien claro. No están a pie de calle trabajando. En otras autonomías donde han cambiado la política, y donde cada vez que hay una acción se produce una reacción, es decir, una respuesta, las denuncias están bajando. En la Comunitat Valenciana no está pasando eso».

El profesor del departamento de Didáctica General y Didácticas específicas la Universidad de Alicante (UA) Salvador Peiró i Gregori no opina lo mismo. A su juicio, los casos de acoso escolar son insignificantes y destaca que, en términos generales, en las aulas de la provincia no hay violencia para lo que se remite a los informes del observatorio de la administración. «No son significativos».

Ahora bien, tampoco pinta un panorama excelente. Y es que insiste en que en los colegios existe actualmente mucha indisciplina, lo que puede convertirse en un caldo de cultivo para futuros episodios violentos. Esta indisciplina e interrupción del proceso educativo, (el que los alumnos no respeten las normas, o incumplan las directrices docentes) siempre supone una molestia para el desarrollado de las clases y la convivencia en las aulas y en el resto del centro escolar.

«Hay que reestructurar el sistema educativo», señala el profesor, quien afirma que es necesario una mayor implicación de las familias y profesores para desarrollar valores no sólo democráticos, sino que también los humanos. «No es lo mismo saber qué es la solidaridad, que ser solidario; saber sobre la tolerancia que ser tolerante». Familia, profesores y en tercer lugar, los alumnos son los tres pilares básicos sobre los que hay que trabajar.

 

Utilizamos cookies para mejorar nuestro sitio web y para ofrecerle contenidos más interesantes. Para obtener más información sobre las cookies y cómo eliminarlas, consulte nuestra Política de Privacidad.

Sí, acepto cookies de esta web