Imprimir

Los Reyes Magos también entienden de RSE gracias a Adecco

on . . Visitas: 388

CompromisoRSE

Fundación Adecco ha organizado acciones de recogida de juguetes en diferentes empresas para apoyar la actividad que las asociaciones Padre Garralda, Ángeles Urbanos, Pronisa y Asadema desarrollan en estos días con los niños beneficiarios de sus Programas en torno a la Navidad. La Fundación se convierte así en promotora de la RSE de otras entidades y compañías.

Las campañas sociales navideñas no sólo tienen como objetivo que todos los niños tengan en estos días tan especiales para ellos un regalo, sino también sensibilizar y comprometer a sus empleados y demás grupos de interés con diferentes retos y realidades sociales. Por ello, además de invitarles a traer un regalo para un niño con discapacidad o internos con sus madres en cárceles españolas, se les animó a participar en la entrega de los mismos mediante una acción de voluntariado.

Según Marta Berbis, responsable del proyecto, “es un momento emotivo en el que los trabajadores se sienten orgullosos de su empresa y encuentran un sentido social a su trabajo diario. Estas iniciativas han dejado de ser acciones altruistas sin más objetivo que la acción social, para convertirse en estratégicas para los departamentos de Recursos Humanos”.

Un paso más: sensibilizar a los hijos de los empleados

Asimismo, con Alten, AT4 Wireless, Agilent Technologies y Arc Distribución Ibérica, se ha desarrollado un programa de sensibilización para hijos de empleados en torno a la discapacidad. A través de esta iniciativa, han participado un total de 100 niños que con sus ideas, su fantasía y su ingenio, han impulsado el programa de sensibilización de las compañías, acercando la discapacidad a diferentes grupos de interés e incorporando valores y profundizando en aspectos tan importantes como la accesibilidad, la normalización o la integración social y laboral de las personas con discapacidad.

Para contextualizar estos concursos, Pedrito, el icono gráfico de la Fundación Adecco ha protagonizado diferentes cuentos que contenían aspectos informativos y generales sobre discapacidad, al mismo tiempo que a través de la fantasía se ha trasladado un mensaje de superación y de igualdad. Cada empleado debía leer con su hijo estos cuentos y comentarlos, consiguiendo un doble efecto: por un lado acercar la discapacidad a los empleados y por otro educar en valores a sus hijos, y así, involucrarles en los objetivos y estrategia social de la compañía.

“El resultado ha sido excelente y paralelamente al concurso, se han utilizado todos los dibujos para realizar diferente material de sensibilización dirigido al cien por cien de la compañía”, comentaba Arancha Jiménez, directora de operaciones de la Fundación Adecco.

 

Utilizamos cookies para mejorar nuestro sitio web y para ofrecerle contenidos más interesantes. Para obtener más información sobre las cookies y cómo eliminarlas, consulte nuestra Política de Privacidad.

Sí, acepto cookies de esta web