Imprimir

´En ningún momento hemos enviado menores inmigrantes a Andalucía´

on . . Visitas: 668


La responsable regional en la protección de los menores augura que en el futuro la adopción será nacional. Eso se desprende del cierre de mercados emisores en Latinoamérica y Asia. Y a ello contribuirá la elaboración, por el Senado, de una ley que reducirá un proceso que ahora lleva cuatro años.

-La llegada de menores inmigrantes se ha reducido en los dos últimos años a casi un tercio ¿Cuál es la situación actual y se prevé que siga descendiendo aún más?
-Sí, ha descendido a un tercio. En 2008 manejábamos cifras de 1.500 y estamos hablando que ahora mismo hay 581 bajo la tutela del Gobierno de Canarias, con lo cual pues, evidentemente, es eso. Y esto va a la baja porque cumplen la mayoría de edad y porque en lo que va de año, afortunadamente, sólo han llegado 21 menores a nuestras costas, frente a los 800 de otros años. Esa es la tónica, salvo que cambien los factores y nos encontremos en una situación como la de 2006.


-¿Esto va a suponer el cierre de centros?
-Va a suponer el cierre de los dispositivos de emergencia. En 2006 el Gobierno tuvo que asumir la guarda directamente de menores inmigrantes ya que los cabildos no podían acoger más en su red, que ascendía a 250 plazas. El Gobierno abrió un dispositivo y llegamos a tener diez abiertos. Ahora, sólo nos quedan tres con lo cual volvemos a la normalidad del sistema.
-La Junta de Andalucía ha denunciando que Canarias traslada menores inmigrantes a su comunidad de forma irregular ¿Qué tiene que decir?
-Me reitero una vez más en la negativa que hemos hecho. En ningún momento Canarias ha enviado menores inmigrantes bajo su tutela. Por varios motivos: porque no hemos tenido un acuerdo con esa comunidad, ni con una ONG de esa zona. Lo digo porque a diferencia de eso sí que tenemos menores tutelados en Madrid, Castilla La Mancha, Murcia y Valencia donde nos dejaron instalar pequeños hogares. Además, hemos pedido a la Secretaría de Estado de Inmigración que investigue las acusaciones de la Junta de Andalucía para que se zanje, de forma definitiva, cualquier duda.
-¿El cambio en la Ley de Extranjería ha tenido ya efectos en la política de menores inmigrantes?
-Falta un factor importante para que tenga el efecto que nosotros esperamos y es que falta el reglamento. Espero que el Estado no tarde mucho más ya que el plazo para su elaboración se ha cumplido. Nosotros esperamos que se saque porque en la modificación, importantísima, del artículo 35, cuyo cambio impulsamos desde el Gobierno de Canarias, se habla de varias cuestiones nuevas hasta ahora, como son los acuerdos entre las comunidades autónomas y que se pueda realizar una política de inmigración a través del Estado con un reparto proporcional.

-En las últimas semanas se ha criticado la decisión de la Consejería de Bienestar Social de otorgar a dedo a la ONG Mundo Nuevo el encargo de cuidar a los menores llegados en cayucos por un importe que alcanza los 2,5 millones. ¿Ha sido así?
-En 2006, cuando los cabildos no pudieron asumir a los menores inmigrantes dentro de su red, el Gobierno tuvo que hacerse cargo de ello en una situación que se desbordó en apenas tres días ante la negativa de los cabildos de recibir más menores. El Gobierno declaró la situación de emergencia y llamó a varias entidades para ver cuál podía acoger y cuidar a esos menores en esa emergencia y Mundo Nuevo fue la entidad que contestó a nuestra llamada, que es una de las muchas con las que colaboramos. Para ello se firmó un convenio, que está debidamente fiscalizado y pasa por los servicios jurídicos y la intervención.

-¿Cómo va la adopción en Canarias?
-No nos atrevemos a dar todavía una cifra hasta final de año. El número de solicitudes de padres que se han dirigido a nosotros ha bajado ligeramente. Lo que sí ha habido es un aumento de suspensiones de procedimientos. Me explico, hay familias que están tramitando una adopción internacional y ven que llevan muchísimo tiempo a la espera de que ese país le responda y se desesperan, probablemente porque sus circunstancias económicas y personales con la crisis han variado, y paralizan el procedimiento. La adopción internacional tiene un coste económico que, con la situación actual, puede estar detrás de este fenómeno.

-¿Hay problemas con algún mercado de adopción?
-Ahora mismo Vietnam. Se acaba de hacer público que España ha suspendido temporalmente la adopción con este país. Eso nosotros lo explicamos y de hecho llevábamos tiempo diciendo que igual ese país se colapsaba.

-¿Y la adopción nacional?
-La adopción nacional tiene coste cero y tengo que decir que somos la única comunidad que no cobra. Los costes de idoneidad los paga el Gobierno de Canarias y los cursos de formación son totalmente gratuitos. Y por eso no tenemos por ahora bajón. En otras comunidades autónomas es posible que hayan tenido algún bajón.

-¿En Canarias hay más adopciones internacionales que locales?
-De momento sí, pero igual que en otras muchas comunidades autónomas. Además de una decisión personal, sigue persistiendo la idea de que la adopción internacional es más rápida. Sí, lo era en algunos casos. China tiene ahora una ralentización y está en una media de espera de cuatro años y medio. Un niño con algún tipo de discapacidad leve de 4 a 7 años está en un término de espera de tres años. Los tiempos se están equiparando mucho. De hecho el panorama internacional es que países de Latinoamérica, que han sido emisores de adopción, están planteándose cerrar y ser como España. La adopción será local y es por donde van muchos países. Además, el proyecto de ley que se tramita en el Senado lo clarificará y reducirá los tiempos, que ahora es de unos cuatro años.

-¿Cómo está la acogida familiar?
-Más de un 56% de menores en desamparo están acogidos en familias. En Canarias, en su gran mayoría, esta acogida es por abuelos, tíos o primos. El 44% restante son niños grandes y hay bastantes casos de hermanos. Es en esta mitad en la que queremos impulsar.

Utilizamos cookies para mejorar nuestro sitio web y para ofrecerle contenidos más interesantes. Para obtener más información sobre las cookies y cómo eliminarlas, consulte nuestra Política de Privacidad.

Sí, acepto cookies de esta web