Imprimir

Un pederasta español es apresado en Guatemala, donde se había refugiado

on . . Visitas: 1038


El presunto pederasta valenciano Gabriel Jordá Correcher, alias «Darzee», fue detenido el lunes por la tarde en Río Dulce (Guatemala) donde se había refugiado; allí trabajaba como orientador y maestro en la ONG Casa Guatemala que atiende a niños huérfanos y abandonados. La policía le detuvo por estancia ilegal tras descubrirse que estaba buscado por el Juzgado de Instrucción número 9 de Valencia. La semana pasada se dictó una orden de ingreso en prisión contra él. El viernes será enviado de vuelta a España, según fuentes policiales. Ese mismo Juzgado le había puesto en libertad en mayo de 2007, sólo tres meses después de encarcelarlo por abusar de niños y distribuir las imágenes en Internet. El juez ni siquiera le retiró el pasaporte, de forma que pudo salir del país sin contratiempos.

En un colegio de Valencia

Gabriel Jordá fue detenido junto a Javier González Diaz, alias «doctor Javi» o «Ethex, el pediatra de Barcelona» en enero de 2007 en la «operación Saturno». «Darzee» hacía prácticas de magisterio en un colegio católico de Valencia, actuaba en fiestas infantiles como mago y pasayo y era monitor de campamentos. Las víctimas estaban, pues, al alcance de su mano. La Brigada de Investigación Tecnológica (BIT) de Policía Judicial logró identificar en las fotos y vídeos a cinco niños de entre 8 y 12 años de los que abusaron (una de sus preferencias era azotar a los pequeños en las nalgas). Tres de los padres de esos niños no los reconocieron con seguridad «pese al asombroso parecido».

La «Saturno» fue la segunda ocasión en que los agentes localizaron en España a autores de pornografía infantil después de acabar con «Nanisex» y su grupo, con los que también se relacionaban. «Darzee» llegó a la ONG guatemalteca en agosto de 2007. En mayo de 2008 el juez dictó orden de búsqueda y presentación al no encontrarlo en su casa para una notificación, pero fueron dos cooperantes españoles los que le desenmascararon y le denunciaron ante la Embajada española por el comportamiento «inadecuado» que mostraba con los niños, «demasiado efusivo», según informó «Interviú».

La BIT informó al juez y éste ordenó que se le buscara. Su compañero de andanzas, Javier González Díaz, que también trabajaba en campamentos infantiles en verano salió en libertad provisional en julio de 2007. «Estará dando clases», ironizan fuentes policiales.

 

Utilizamos cookies para mejorar nuestro sitio web y para ofrecerle contenidos más interesantes. Para obtener más información sobre las cookies y cómo eliminarlas, consulte nuestra Política de Privacidad.

Sí, acepto cookies de esta web