Imprimir

Los menores que iban a ser sacados ilegalmente de Haití tienen familia

on . . Visitas: 583

01022010im1
Los diez estadounidenses arrestados por intentar secuestrarlos pasarán a disposición judicial

Los 33 menores de entre 2 meses y 12 años de edad que iban a ser sacados ilegalmente de Haití por un grupo de estadounidenses como huérfanos tenían en realidad familiares vivos, según ha explicado este domingo la directora regional del centro de acogida de la ONG SOS Children's Village, Patricia Vargas, en declaraciones a la haitiana Radio Métropole.

Vargas explicó que el IBS es la institución responsable de las adopciones y que ha confiado temporalmente a los menores a SOS Children's Village.

Los más mayores al ser preguntados dieron datos de sus padres e incluso proporcionaron direcciones y números de teléfono que servirán para localizar a sus familiares, explicó Vargas.

Los diez ciudadanos estadounidenses fueron detenidos el viernes en Malpasse, el principal paso fronterizo entre Haití y República Dominicana, cuando las autoridades inspeccionaron el vehículo donde viajaban y descubrieron a 33 menores, de entre 2 meses y 12 años. La policía sospecha que pueda tratarse de una trama de adopciones ilegales.

Los detenidos, cinco hombres y cinco mujeres aseguran que pertenecen a una organización caritativa vinculada a una iglesia baptista de Idaho. Todos ellos han pasado este domingo a disposición judicial. En el momento de la detención carecían de documentos que justificaran la adopción de los niños ni demostraran que realmente eran huérfanos.

"Esto es un robo, no una adopción", ha declarado el ministro haitiano de Trabajo y Asuntos Sociales, Yves Christalin. Las autoridades haitianas y diversos organismos internacionales han expresado reiteradamente su temor a que muchos niños que perdieron a sus familias en el terremoto puedan caer ahora en las redes de organizaciones dedicadas al tráfico de menores, por lo que se están extremando las medidas de protección y vigilancia para evitarlo. "Ningún menor puede salir de Haití sin la debida autorización y estas personas no tenían autorización", ha reiterado Christalin.

Una de las detenidas afirma ser la máxima responsable de una organización caritativa de Idaho llamada New Life Children's Refuge (Refugio para Menores Nueva Vida) y sostiene que no ha hecho nada malo. "Teníamos permiso del Gobierno de República Dominicana para llevar a los niños a un orfanato que tenemos allí (...). Tenemos a un pastor baptista aquí cuyo orfanato se derrumbó totalmente y nos pidió llevar a los niños a República Dominicana", aseguró desde una celda de la sede central de la Policía Judicial haitiana. "Yo iba a volver aquí para hacer el papeleo. Nos acusan de tráfico de menores. Es algo que nunca haría. No íbamos a hacer nada malo". Los detenidos han asegurado ante las autoridades que pretendían llevar a un total de 100 menores un hotel de la localidad dominicana Cabarete, reconvertido en orfanato.

El caos que reina en Haití desde que el pasado 12 de enero un potente terremoto, al que le siguieron numerosas réplicas, asolase el país está propiciando la aparición de tráfico de personas, sobre todo de niños, muchos de los cuales se quedaron solos en el mundo tras el temblor de tierras. Organizaciones como Unicef y Cruz Roja ya han dado la voz de alarma al respecto y voluntarios de esta última han recorrido campos de refugiados para avisar a las madres que no pierdan de vista a sus hijos.

 

Utilizamos cookies para mejorar nuestro sitio web y para ofrecerle contenidos más interesantes. Para obtener más información sobre las cookies y cómo eliminarlas, consulte nuestra Política de Privacidad.

Sí, acepto cookies de esta web