Imprimir

La legislación española no permite desde 2007 adoptar menores de Haití

on . . Visitas: 655


El Gobierno regional anima a «priorizar las ayudas y asistencias» a través de ONG que estén trabajando en el país

MARTA SAN MIGUEL | SANTANDER.2010-01-30_ima2

La Ley de Adopción Internacional que se aprobó en España en 2007 prohibió iniciar cualquier trámite para adoptar un menor de otro país cuando éste se encuentre en conflicto bélico o inmerso en un desastre natural. De esta manera, en la actualidad, tras el terremoto que ha asolado Haití, la legislación vigente no permite adoptar ningún menor de ese país.

El caso de los siete menores que han llegado a España en la última semana (tres a Murcia y cuatro a Cataluña) corresponden a adopciones cuyos trámites se iniciaron antes de 2007, es decir, previo a la aprobación de la actual Ley. De hecho, según confirmaron fuentes del Ministerio de Exteriores a este periódico, la tramitación de las siete adopciones estaba finalizada antes de que se produjera la catástrofe. Las gestiones diplomáticas sólo se enfocaron a poder sacar del país a los menores en mitad del caos en que vive inmerso Haití.

Según la Coordinadora de Asociaciones en defensa de la Adopción y el Acogimiento, CORA, se recoge una recomendación similar en el Convenio de la Haya relativo a la Protección del Niño y a la Cooperación en materia de Adopción Internacional de 1993, ratificado y vigente en nuesro país.

Por otra parte, las adopciones con ese país se enfrentan a otro escollo que hace imposible, por el momento, realizar alguna adopción. Como establece la Ley de Adopción Internacional, cuando no exista una autoridad específica que controle y garantice la adopción o cuando en el país no se den las garantías adecuadas, tampoco se podrá iniciar ningún tramite de adopción. Esta disposición provocó que, en el 2007, quedaran suspendidas las adopciones con Haití. En el futuro, esta norma podrá ser revisada en caso de que las condiciones del país permitan que el proceso de adopción a menores se haga con garantía jurídica.

En Cantabria

La directora del Instituto Cántabro de Servicios Sociales (Icass), María Luisa Real, confirmó a este periódico que las peticiones por parte de familias cántabras interesadas en adoptar un menor de Haití «han sido muy numerosas». «No se pueden contabilizar porque muchas eran llamadas telefónicas para informarse de los trámites, pero la sociedad tiene que comprender que, por ahora, la mejor forma de ayudar al país es colaborando con las ONG que están trabajando allí en la reconstrucción». En la situación actual de emergencia humanitaria deben priorizarse «las ayudas y asistencias en el país, canalizadas a través de las múltiples organizaciones que desarrollan su labor en situaciones como ésta, y colaborando en la localización de los padres, madres y familiares de los niños y niñas».

Aportación económica

Por esta razón, el Gobierno de Cantabria aprobó una partida presupuestaria con cargo al Fondo de Cooperación de 130.000 euros. De ellos, 65.000 se han destinado para dotar de material de emergencia al Centro Logístico Humanitario de la Cooperación Española en América Latina, con sede en Panamá, y la contribución en el envío de aviones desde el citado Centro con ayuda de emergencia a Haití, que llevarán material, como Kits de agua y saneamiento, de cobijo, equipos sanitarios y de cocina, así como otros suministros de primera necesidad. Por otra parte, el Ejecutivo ha aportado 50.000 euros para tramita por Decreto de concesión de ayuda directa, de carácter excepcional y por razones de emergencia, a ONGD con presencia efectiva y capacidad en la zona, para que ejecuten las actividades necesarias encaminadas a proporcionar ayuda de emergencia a la población damnificada por el terremoto en Haití.

Utilizamos cookies para mejorar nuestro sitio web y para ofrecerle contenidos más interesantes. Para obtener más información sobre las cookies y cómo eliminarlas, consulte nuestra Política de Privacidad.

Sí, acepto cookies de esta web