Imprimir

Bienestar estudia los detalles del pago a profesionales

on . . Visitas: 836


La Administración tiene serias dificultades para encontrar familias para decenas de menores a su cargo y cada vez son más los niños institucionalizados. Y por eso hacen falta nuevas fórmulas para estos menores en situación de desamparo. Una de ellas es en la que trabaja el Principado: pagar a familias que acojan a menores desamparados bajo su tutela.

Es el acogimiento profesional, una fórmula que han regulado ya media docena de comunidades y que sólo Andalucía y País Vasco han puesto en marcha con excelentes resultados, según sostienen los expertos, pero con escasas familias inscritas en los programas.

El Instituto Asturiano de Atención Social a la Infancia, Familia y Adolescencia estudia con lupa estas experiencias piloto implantadas con éxito en Europa y Estados Unidos que pueden beneficiar a los menores con más dificultades para ser adoptados. Es decir, a aquellos con hermanos o con alguna discapacidad, así como a los mayores de 7 años. Y también a adolescentes con problemas de conducta.

El acogimiento profesionalizado consiste en que el acogedor, con formación específica en el ámbito educativo y amplia experiencia en trabajos sociales, se dedica a tiempo completo a la atención del menor, que recibe un cuidado especializado, y por ello cobra un salario.

 

Utilizamos cookies para mejorar nuestro sitio web y para ofrecerle contenidos más interesantes. Para obtener más información sobre las cookies y cómo eliminarlas, consulte nuestra Política de Privacidad.

Sí, acepto cookies de esta web