Imprimir

Una ONG reclama el fin del reclutamiento de niños soldados en Birmania por parte del Ejército y de grupos insurgentes

Escrito por diagramgen on . . Visitas: 516

eleconomista

El grupo Child Soldiers International ha reclamado que las fuerzas de seguridad y los grupos 24-01-2013ja2insurgentes de Birmania acaben con el reclutamiento de niños soldados y ha instado a ambas facciones a permitir la entrada de agencias humanitarias en las zonas de los rebeldes Kachin para verificar la liberación de los menores reclutados.

La ONG ha denunciado el reclutamiento de niños por parte de las Fuerzas Armadas y de la Guardia Fronteriza de Birmania, así como de grupos insurgentes a pesar de las reformas políticas iniciadas en 2010 que han permitido el fin del Gobierno militar en el país asiático.

La organización ha criticado que, pese a la firma en junio de 2012 de un acuerdo entre el Gobierno birmano y Naciones Unidas para acabar con el reclutamiento forzoso de menores, los niños han seguido formando parte tanto de las fuerzas de seguridad como de algunos grupos rebeldes Kachin.

El Ejecutivo birmano ha llevado a cabo diferentes planes para acabar con la presencia de niños en el Ejército, que han permitido la liberación de 42 menores el pasado año. Pero no se están tomando suficientes acciones para impedir que se reclute a más y no se ha comprobado el número de menores en la Guardia de Fronteras, según la ONG.

Child Soldiers International ha instado a las fuerzas de seguridad a aplicar una serie de medidas para evitar que los menores formen parte de sus filas, como la verificación de la edad y acabar con los incentivos que provocan que los niños quieran forman parte de las Fuerzas Armadas.

El director del grupo, Richard Clarke, ha destacado el "progreso en seguridad y en Derechos Humanos" conseguido en Birmania con las reformas políticas, pero el Gobierno birmano y la comunidad internacional "deben asegurarse que la protección de niños en conflictos armados forma parte de las prioridades de los cambios".

La ONG ha reclamado que las recientes treguas firmadas con los insurgentes Karen sirvan para acabar con el reclutamiento de menores, así como su liberación y la puesta en marcha de mecanismos para proteger a los niños que podrían volver a ser 'llamados a filas' en caso de un reinicio de los combates.

Clarke ha destacado que el Centro de Paz de Birmania --financiado por el Gobierno y que cuenta con el crédito de la comunidad internacional-- debe velar porque en las actuales negociaciones entre el Ejecutivo birmano y los grupos rebeldes Karen se respeten los derechos de los niños.

"Se perderá la oportunidad de ofrecer protección a los niños si en estas negociaciones no se garantiza que la ONU y otras agencias humanitarias tengan acceso a la zona, uno de los principales pasos para garantizar la liberación de menores reclutados por estos grupos y prevenir su futuro reclutamiento", ha añadido.

Utilizamos cookies para mejorar nuestro sitio web y para ofrecerle contenidos más interesantes. Para obtener más información sobre las cookies y cómo eliminarlas, consulte nuestra Política de Privacidad.

Sí, acepto cookies de esta web