Imprimir

La ONG Intervida da clases a 738 niños en Malí pese al avance del conflicto

Escrito por diagramgen on . . Visitas: 345

elnortedecastilla

La ONG Intervida está impartiendo clases a 738 niños desplazados en Malí, pese al avance del 17-01-2013e1conflicto bélico, y presta ayuda a otros 20.000 menores que sufren las consecuencias de la pobreza en este país africano.

Esta ONG, que tiene su sede española en Barcelona, atiende desde el pasado mes de agosto a los niños que han huido del conflicto, una cifra de alumnos que se suma a los cerca de 20.000 a los que apoya en el país.

Intervida trabaja en la región de Ségou, desde 2002, a favor de los derechos de la infancia y ha integrado en sus proyectos a los niños desplazados por el conflicto en Malí ofreciéndoles atención médica y acceso a la educación.

Desde el estallido del conflicto, "el abandono y deterioro de la educación de la infancia en el país son progresivos, lo que deja a los menores en una situación de extrema vulnerabilidad que merma sus oportunidades de futuro y les expone a graves riesgos", según ha explicado la delegada de Intervida en Malí, Gwen de Jacquelot, a través de un comunicado difundido por la ONG en Barcelona.

"En Ségou hay medidas de control a la entrada y salida de la ciudad, en el río hay control de las embarcaciones, han puesto a disposición de la población números de teléfono por si detectan alguna situación sospechosa", cuenta la delegada, que confirma que desde hoy Ségou está dentro de la zona considerada de riesgo por parte del Ministerio de Asuntos Exteriores de Francia.

De Jacquelot ha advertido que "ante una crisis como la que actualmente vive Malí urge poner en práctica una respuesta inmediata que no desatienda la educación".

En este sentido, los equipos de Intervida ubicados en Ségou "continuarán trabajando para y con los niños desplazados y sus familias".

Intervida trabaja en colaboración con el Centro de Animación Pedagógica desde el mes de agosto, cuando la población desplazada desde el norte del país, mayoritariamente mujeres y niños, ya suponían un número creciente en Ségou.

La crisis que estalló en el norte de Malí a comienzos de año y que ahora vive un nuevo episodio de enfrentamientos armados ha provocado el desplazamiento interno de 200.000 personas hacia Mopti, Ségou y Bamako, y 145.000 han buscado refugio en los estados vecinos de Mauritania, Burkina Faso, Níger, Argelia, Togo y Guinea, según los últimos datos del Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR).

La inseguridad en el norte del país está teniendo un fuerte impacto en la infancia. Se calcula que alrededor de 300.000 estudiantes no han podido volver a la escuela desde que estalló el conflicto y que el 80 % de los menores refugiados en edad de cursar la primaria no lo hace.

Estas cifras agravan la situación de la educación en el país, que ya antes del conflicto dejaba fuera del sistema educativo a más de 800.000 niños y niñas, según Intervida.

Utilizamos cookies para mejorar nuestro sitio web y para ofrecerle contenidos más interesantes. Para obtener más información sobre las cookies y cómo eliminarlas, consulte nuestra Política de Privacidad.

Sí, acepto cookies de esta web